Oct 142010
 

¡Ay, la felicidad…!

¡…Ay, la felicidad! Siempre me interesó por enigmática, porque alcanzarla depende de factores no cuantificables; en castizo, depende de factores que se nos escapan. Existen personas que con la aparente fortuna de tener bien asentados los cinco pilares clásicos (Salud+Familia+Amor+Amistad+Dinero/Trabajo) no son felices y otras a las que estrepitosamente se le tambalean varios o todos siempre tienen una sonrisa que ofrecernos.  Obviously, la bioquímica de nuestro cerebro esconde el secreto. Este vídeo recoge, bajo acordes optimistas, un catálogo de obviedades (o algunas perlas de sabiduría) que, sin ser la panacea, pueden ayudar y mucho. Haced el favor de intentar ser asquerosamente felices. Gracias…

PD: “Los océanos de Ío” ; aparente ciencia-ficción pero cuya trastienda plantea interrogantes al respecto.
Safe Creative #1103160018607

LogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

 Posted by at 20:10

  6 Responses to “Claves para ser feliz: ¿catálogo de obviedades o perlas de sabiduría?”

  1. Montserrat,

    Gracias a ti por tu fidelidad (¡literaria!) y tus más que interesantes comentarios. Creo que a estas alturas ya todos estamos de acuerdo que en verdad la felicidad está encerrada en nuestro interior, y en principio parece casi inmune a los avatares externos… o no. Y claro, siguiendo tu razonamiento implacable lo suyo sería mimar lo qué pensamos y cómo lo hacemos para alcanzarla. Ahí, quizás lo externo vuelve a tomar relevancia pues no somos una isla, una burbuja infranqueable, sino que la realidad externa también es un agente directo que contribuye a modelar nuestros pensamientos; esos que hemos coincidido en destacar como cruciales para alcanzar la anhelada felicidad. Entonces la cosa se complica corroborando tu tesis final, que hablamos de un toro muy grande para lidiar. Que solo podemos especular sobre ella… Oye, ¿y si somos felices haciéndolo? 😉

    Saludos cordiales y hasta pronto.

    Ramón.

  2. Yo estoy con Raquel en que la Felicidad sólo se puede buscar dentro de uno mismo. Claro, que para aceptar esta “teoría” (para mí “práctiquísima”) hay que saber, creer y, por supuesto, practicar ciertas leyes como aquella del mentalismo en la que se postula que “lo que piensas en eso te conviertes” o “donde pones tu atención, allí estás tú” o “puedes cambiar tu vida cambiando tus pensamientos”.
    Sobre el tema de aquello que nos parece ajeno e imposible de cambiar (tipo la familia, el lugar donde nacimos, la herencia genética, etc.), la cosa se complica. Habría que hablar de temas demasiado peliagudos (como la reencarnación, el karma, etc.) como para tratarlos aquí.
    Terminar diciendo que el hecho de que hay tanta gente feliz que, aparentemente, no debería serlo y tanta gente infeliz que, aparentemente, lo tiene todo, sólo nos lleva a considerar que la respuesta a cómo alcanzar la felicidad debe ser tratada con bastante respeto y profundidad.
    Agradecerte, Ramón, como siempre, tu generosidad al compartir tu obra y experiencias literarias.

  3. Raquel,

    Gracias por tu comentario. Yo diferenciaría entre lo que nos viene dado y lo que podemos hacer para ser felices. De lo primero, y según los últimos estudios científicos, la predisposición genética, una buena familia, una salud de acero, no demasiada mala suerte en el amor (;-)), etc. Sobre lo segundo, sobre lo que nosotros podemos hacer, cómo podemos contribuir activamente…pues entre otras cosas aplicar a nuestra vida los consejos que plasma el vídeo.
    Comparto contigo que ilusionarse con los pequeños detalles es algo crucial y, como dices, abrir bien los ojos para identificar esos detalles que nos pueden alegrar la existencia. Como bien afirmas, probablemente, en educar la mente esté una de las claves: hacer compatible la velocidad de los cambios a nuestro alrededor con el hecho de disfrutar de todo mientras estos se producen, incluso de los cambios en sí.
    Uy, qué serio me ha quedado todo esto. Ni que estuviera hablando de algo importante 🙂

    Saludos para ti también.

    Ramón

  4. ¡Hola Ramón! que sabias tus palabras. Mira que me he leído libros sobre la felicidad, “el viaje a la felicidad” (muy bueno) y otros más que hacen alusión a ella…todos coinciden en muchas claves, algunas aparecen en este precioso video que nos regalas, pero no se pueden cuantificar, como dices y comparto contigo, es algo químico y puede que más…Todos en nuestras vidas hemos sufrido mucho, todos hemos pasado por algún trauma y dolor profundo o incluso lo estamos padeciendo en el presente, creo que la perspectiva de alcanzar la felicidad es, al mismo tiempo, la fuerza que nos hace superar lo que nos hace daño, ¿como conseguirla? hay que buscarla no fuera, sino dentro de uno mismo, partiendo de unos pilares como tú dices básicos. Creo que hay que fijarse bien e ilusionarse con los pequeños detalles que te ofrece la vida, abrir bien los ojos. La felicidad es la capacidad para superar cada obstáculo que aparece desde el nacimiento hasta la muerte. Es educar y enseñar a la mente a que alcanzarla no es una misión imposible.

    Saludos,

    Raquel

  5. Hoy he encontrado esto: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/10/15/neurociencia/1287152185.html
    Lo dicho, a intentarlo. A lo mejor no es tan difícil 😉

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.