Jul 152010
 

JUAN CARLOS GARCÍA: LOS ACORDES FOTÓNICOS DE DIOS

“Juan Carlos captura con el sonido los sentimientos y cualidades de otra dimensión, un lugar celestial para estar, para descansar. Es como si él estuviese ahí y su música la tomara de ahí mismo.
Este lugar a menudo le resulta familiar a la gente cuando entra en él —un sitio en donde todos podemos haber estado, posiblemente el hogar del alma, la matriz de la existencia—. Allí descansamos, amamos, jugamos, somos.”
Daniel B. Holeman, Pintor visionario | USA

.

Asia. África. Asia en África y África en Asia. Oriente y occidente. Ecos tribales. Ritmos étnicos. Reminiscencias cinematográficas. Extraordinarias melodías al piano. Paz. Paz verde. Evolución. Movimiento. Libertad. Volar. Volar sobre un ave mitológica fabulosa a través de un cielo perfecto. Mundo primigenio, arcádico. Sobrevolar verde y agua. Sílabas de agua sobre piedra. Selva muy tupida. Un templo azteca conquistado por la hiedra, mordido por la desidia y el tiempo. Bajo el agua una joven desnuda de sobrenatural belleza. Alegría. Luz. Más luz. Luz que deslumbra. Fotones fabricados con notas musicales. Notas musicales fabricadas con fotones. Pentagramas sobre las constelaciones. Amaneceres galácticos. Amanecer de la humanidad entera. Soles, galaxias, nebulosas, quásares y materia estelar. Ángeles colosales que despliegan sus alas sobre el infinito. Gregoriano y cantos corales que te conectan con la divinidad. Un viaje transdimensional a millones de años-luz. Vuelta a la Tierra. Lágrimas de luz cuando los acordes de sus violines se desdoblan en un requiebro melódico que penetra directamente en el corazón.

Y no, no me he vuelto loco y olvidado la gramática básica,  sujeto+verbo+predicado. Hablo de…

S   E   N   S   A   C   I   O   N   E   S.

PresentacionCritica

“Mi música es como un cuadro que hay que ir pintándolo capa a capa y esto es casi hacer el trabajo de todos los músicos de una orquesta. Si me salieran manos como a un pulpo o como en las imágenes de Shiva…”
Juan Carlos García,  Compositor, escritor y metafísico | ESPAÑA

.

La música empieza donde acaba el lenguaje, es lo que permite comunicarse con el más allá, es la melodía del universo en el corazón de los hombres. Hoffmann, Schumann, Tagore intentaron capturar ese inasible concepto con estas bellas palabras y así hacerlo prisionero en las reducidas mazmorras del lenguaje. Misión imposible, claro.

Incluso los que lo vieron llegar de lejos, es muy probable que tampoco tengan escapatoria: aunque corran todo será inútil. Antes que puedan avisar a las autoridades les habrá atrapado tan sólo con las primeras notas de cualquiera de sus melodías, como las víctimas de El Perfume perfecto de Jean-Baptiste Grenouille (del escritor Patrick Süskind), o mejor, les capturará cual flautista de Hammelin, pero uno cósmico cuyos embriagadores sonidos se ubicarán más cerca de lo divino que de lo humano. Si lo ven llegar no se molesten: toda resistencia será inútil.

“La combinación en esta música de sonido y voces crea un momentum mágico, deja una sensación muy bella de paz y relajación, transporta totalmente. Es una prueba más del impacto que la música puede tener sobre el ser humano y nuestra sociedad, y pienso que con esta música se ayudará mucho a cambiar la forma de ver y hacer música hacia una manera mas positiva y de sanación.”
Evelyn Conte. Locutora de radio

.

Juan Carlos García es un ser de otra galaxia que primero les deslumbrará con los derroches fotónicos que irradia su música; tras cegales con la belleza sublime de sus acordes, casi a traición, les transportará a universos lumínicos donde las palabras son proscritas. Una vez allí, irremisiblemente el Síndrome de Estocolmo les hará sentir más que simpatía por su osado secuestrador. Con la guardia baja, totalmente vulnerables a su poderoso influjo, les obligará a sumergirse en sueños fabulosos enmarcados en indescriptibles dimensiones físicas y metafísicas… muy diferentes a las que jamás conocieron. Para rematar su fechoría conseguirá de forma milagrosa que una paz infinita ilumine sus corazones y que dicha paz se instale en ellos.

Tras desgranar algunas sensaciones al escuchar a JCG, decía al comienzo de este artículo que es empresa imposible para cualquiera; y más para este humilde artesano de la pluma. Me refiero a abarcar con palabras las dimensiones a los que nos conduce la música de este genio con el que un día tuve la enorme fortuna de topar. Lo sé, soy consciente pero mi corazón me obliga a mover los dedos sobre el teclado, erigiéndose éste como su torpe garganta amplificadora que grite a los cuatro vientos…¡Por Dios, escuchad su música, es ciertamente celestial! ¿Qué hacéis desperdiciando vuestras vidas escuchando esas ‘cosas’ a las que llaman heréticamente música? ¡Dadle mucha caña a los altavoces y sentid estos sonidos sublimes! ¡Es una experiencia única!

“Tu video de SYMPHONIUM ILLUMINATUM es una exploración sonora del espacio y del tiempo a través de una presentación visualmente impresionante que lleva al espectador en un increíble viaje a través de las galaxias y nebulosas e inspira a extrañar la impresionante infinitud del universo.”
Justin St. Vincent – Escritor y Editor
 .

Estos torpes deditos se convierten en el interface de mi corazón, en su rudimentario altavoz al afirmar que su música es además de todo lo dicho increíblemente inspiradora: empuja a la creatividad, a salir de las cavernas de la pereza, que a veces son muy profundas (y están dotadas de sillones comodísimos, pantallas LCD de 50” y neveras hasta arriba); es decir que además de maravillosa es simiente a su vez de nuevos axiomas artísticos. La mística de sus acordes trasciende más allá de nuestra dimensión siendo lo único que es capaz de penetrar en las regiones más remotas del cosmos. Estoy convencido que para los seres que vivan de la quinta a la novena dimensiones preconizadas por los físicos cuánticos verán en sus cielos imposibles los ecos de sus melodías en forma de auroras boreales de luz.

“Me gusta tu forma de trabajar, esa perfección, por llamarlo de alguna forma, tal vez pureza, o simplemente belleza. Desde la presentación, al contenido, se percibe en cada detalle esa gran calidad que caracteriza tu obra. Me sorprende la calidad de la música, que a pesar de encontrarse en un segundo plano.  Llama la atención por su gran sonido, detalle y texturas, por no hablar de calidez y profunda belleza…” (CITA COMPLETA AQUÍ)
David Salvans, Compositor | España

.

Y hablando de inspiración, de hecho confesaré que estoy escribiendo este artículo arrullado bajo sus ondas sonoras, que por una inentendible geometría de lo posible también son de luz, desafiando todos los axiomas físicos que nos habían enseñado.  Al margen del resultado sin duda hoy son mi musa mitológica y me siento casi estar perpetrando algo fraudulento, no ser honesto del todo con mis lectores al disponer hoy de tan celestial ayuda. Valeee, lo admito: hoy y en muchas ocasiones. Una última nota sobre este modesto cronista pero que considero crucial reseñar, otorgándome una cierta capacitación técnica para juzgar la que para muchos es la mayor de las artes, o el “arte de las cosas invisible”: desde los nueve años me crié entre los acordes de los grandes compositores todos los tiempos; no me considero un experto al uso pero lo cierto es que tuve la suerte de contar con los mejores maestros en el arte de apreciar y disfrutar la música. Tengo sus melodías grabadas en el fondo de mi alma, cientos de miles de composiciones impresas en lo más profundo de mis circuitos cerebrales (o en el chip que me implantaron) y puedo afirmar-aunque suene un poco mal- que cuando hablo de música sé perfectamente de lo que hablo: es una pieza capital en el rompecabezas mi vida.

.

“La idea de regalar junto a este fabuloso disco de “Hadas” unas semillas de las Campanillas de Canterbury ha sido genial: perfecta metáfora de su música, pues está viva y es simiente de nuevos axiomas artísticos”
Raymond Gali,  Escritor | España

.

Juan Carlos García topó con la novela Hypatia y la eternidad y tuvo la generosidad de componer una brillante melodía con su nombre que ya se ha convertido en su banda sonora por derecho propio. No puedo evitar desvelar que el mismísimo espíritu de Hypatia de Alejandría irrumpe glorioso al final de la melodía (dándome un susto de muerte la primera vez, por cierto); sin duda, de mis más maravillosas experiencias jamás vividas como escritor. Él compagina la música con sus clases de metafísica: estoy convencido que como en Leonardo da Vinci la ciencia y el arte, en Juan Carlos esa rama de la filosofía y la música se enriquecen recíprocamente, se complementan, se suplementan. Sin la una o la otra a Juan Carlos García le faltaría una mitad y la otra le quedaría coja.

Lo más importante de su música es que te fusiona con el universo, te re-inocula la luz de la vida, insufla tu alma de belleza. Como antes comentaba y ahora subrayo los destellos fotónicos de sus acordes consiguen lo imposible: su música irradia una luz deslumbrante, es una fuente de energía en sí misma. Pero si es así, ¿Por qué Hollywood no le llama para componer la banda sonora de la nueva película de Ritley Scott o Steven Spielberg? Ellos, de momento, se lo pierden…aunque quiero pensar que el tiempo pone a cada uno en su sitio. Cuando finalmente se decidan, la espectacular energía que dimana de su música les ahorrará muchos efectos especiales y un recorte considerable en el recibo de luz a fin de mes. Y de paso tendrán un motivo más para seguir asombrando al mundo.

.

JC_Concierto_SI_04-300x200

Mudra Midi Controller: Espectacular instrumento musical concebido por Juan Carlos García que parece directamente salido de una película de ciencia ficción.
.
.

Desde el respeto reverencial que proceso al compositor griego Vangelis, afirmo sin dudarlo que las melodías de JCG son un tratado astronómico sonoro. Su música también hubiera sido perfecta, hubiera iluminado de forma magistral la serie “Cosmos” si Carl Sagan hubiera podido contar con Juan Carlos García, genio en proceso de fabricación por aquel entonces.

Cuántas veces he pensado que ni Usain Bolt  es en verdad el hombre más rápido del mundo, sino un africano zancudo que corrió los 100 metros en 8,99 segundos (perseguido probablemente por un león). Cuantas veces he pensado que las mujeres más bellas del mundo no son Angelina Jolie, Charlize Zerón, Elsa Pataky, Mónica Belucci, Natalie Portman o Nicole Kidman sino quizás una universitaria egipcia anónima cuyo batir de pestañas haría suspirar hasta las piedras. El símil no es exacto porque la aplastante calidad de la música de Juan Carlos le ha hecho traspasar fronteras y continentes-¡de anónima nada!-, lo que sucede es que todavía una parte del planeta desconoce que este músico excepcional es capaz de componer las más bellas melodías New Age en muchas galaxia a la redonda. Es indudable que detrás de su trabajo existe un trabajo hercúleo impresionante. Quizás lo ideal sea chocar con él inesperadamente, sin previo aviso, como quien choca con un ángel que te cambiará la vida.

” El compositor edifica temas melódicos de gran belleza, y también algunos que resultan muy misteriosos. Su música tiene un estilo bien definido que sin duda despertará el entusiasmo de los seguidores de la mejor New Age. Las piezas nos llevan indistintamente a occidente y a oriente, en una amalgama de colores sónicos de exquisita fragancia”. (CITA COMPLETA AQUÍ)
Virginia Tamayo, Periodista de la Revista Amazing Sounds

 .

Para concluir dos apuntes y una serie de preguntas.

PRIMERO: En “El viaje a la felicidad” Eduardo Punset constata un hecho científico: La música nos cambia a nivel bioquímico; mejora la actividad inmunitaria, distrae del dolor y alivia la ansiedad. “El arte nos permite viajar hacia universos anhelados”. Está demostrado la música aumenta los niveles de endorfinas, dopamina, acetilcolina y oxitocina que son las culpables de la alegría y del optimismo. Pero yo añadiría algo obvio: ¡sólo determinado tipo de música! La que NO es: la que es imposible de diferenciar del sonido del camión de la basura o del lavaplatos. La que SÍ la tendrán que buscarla con ahínco…o terminar de leer este artículo.

SEGUNDO: A los que no han leído todavía “El amor en los tiempos de cólera” de GGM o “El rey Lear” shakesperiano, o no han visto Blade Runner o “Casablanca” les envidio: todavía tienen que hacer algo maravilloso y primordial antes de morirse. Lo mismo sucede con la obra de Juan Carlos. Quiero dosificar sus melodías a pesar que su producción es muy prolífica, extraordinaria, para que siempre me sepan a nuevas. Los que todavía no le conozcan y lo estén haciendo aquí y ahora están de suerte.

PREGUNTAS: ¿Necesitan un tipo de cambio bioquímico profundo y extraordinariamente positivo en sus cerebros… sin precisar cirugía? ¿Están ya aburridos de todo? ¿Creen que a la música actual le falta la inspiración de los clásicos o la de los años 80 del siglo XX? ¿Piensan que seguramente ya nada les pueda sorprender… pero les encantaría que sucediera?

Juan Carlos García es su hombre.

ENLACES IMPRESCINDIBLES:
 
 
WEB OFICIAL DE JUAN CARLOS GARCÍA:
http://www.juancarlosgarciaweb.com
SYMPHONIUM ILLUMINATUM (concierto):
http://www.juancarlosgarciaweb.com/conciertos.html
ACTIVIDADES DE LOS SIETE RAYOS
http://www.juancarlosgarciaweb.com/siete_rayos_actividades.html
ANGELICAL – Música desde los Retiros Etéricos
http://www.juancarlosgarciaweb.com/angelical.html
LOS TRABAJOS DE HÉRCULES
http://www.juancarlosgarciaweb.com/hercules.html
 
 
AUDIOS:

© Raymond Gali, Julio 2010.
.
 
 
Safe Creative #1103160018607
.

MÁS EN facebook PINCHANDO AQUÍ

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

  16 Responses to “Juan Carlos García: Los acordes fotónicos de Dios”

  1. Gabriel,

    Gracias por tu sentido comentario. Y tienes toda la razón: la música de Juan Carlos García es bella, profunda, es amor, es paz, es libertad, es de alguna manera una música divina. Y tu intuición no creo que te falle, pues te indica que estos acordes fotónicos son algo muy muy positivo para tu espíritu. Un abrazo luminoso desde España.

  2. hola :la verdad es que al escuchar esta musica tan bella y profunda, siento que es la unica musica que me puedo permitir ,es amor,paz ,libertad es volver al encuentro de nuestro Dios; ES DIOS DICIENDONOS LOS AMO ,ES DIOS EXPRESANDOCE EN ESTE SER ESPESIAL SELECCIONADO POR DIOS .Tengo treinta y seis años y al dia de hoy es la unica musica que me ilumino de amor.El favor divino te siga favoreciendo por siempre y para siempre ,te deseo todo el bien, adios.

  3. Muy buenas, Lola.

    Gracias, en primer lugar por tu comentario e impresionante descripción del concierto de JCG. Y sí, la música de Juan Carlos transciende más allá del medio por el cual te llegue…¡lleva implícita una invisible fórmula mágica! Has sido muy muy afortunada al asistir en directo a ese despliegue multimedia irrepetible. Si pretendías darnos a los demás mortales que no tuvimos esa suerte…¡lo has conseguido! Por lo menos por mi parte, jajaja. Te reconozco que, aunque no es en absoluto necesario para disfrutar del 100% de su esencia, lo visual confiere a la música de Juan Carlos una dimensión adicional maravillosa. Lo supe al sumergirme en la experiencia casi hipnótica que supone el DVD de SYMPHONIUM ILLUMINATUM. Supongo que se trata de un deslumbrante consuelo digital de máxima calidad para los que no pudimos asistir al concierto.
    Un abrazo y saludos fotónicos.

  4. Hola Ramón: He leido los comentarios en tu página sobre Juán Carlos García y me pregunto ¿como se siente todo eso que dicen sin haber estado alli presentes? puede que la respuesta sea que ustedes los artistas son gente sensible y captan todos estos cambios y movimientos que todo el arte trae consigo, o que Juán Carlos sabe llegar tal como él quiere que veamos sus creaciones.
    Yo estube en el Concierto y puedo decirte que fué algo asi como ustedes cuentan con solo escuchar la música, lo explicaré bajo mi punto de vista (como simple espectadora que fuí) Juán Carlos lo preparó todo para que nos creyeramos parte del Universo; desde que puse los pies en el salón entré a un mundo mágico donde todos los sentidos se daban cita para recibir cosas bellas y armoniosas, era…Disney en otra dimensión Primero el cohete de la Nasa que en su cuenta atras me elevó soltando una nube con olor a vainilla,habian arco iris de colores, burbujas de agua que explotaban en el aire, globos terraqueos luminosos, un cielo de lentejuelas y estrellas luminosas ¡¡Era para mi el Kosmos con K donde me imagino habitan los Magos con Mayúculas pero donde me sentía al igual que Ellos, mágica toda yo y parte de Ellos mismos; una experiencia que se queda atesorada en la conciencia para recordarnos otra clase de Felicidad en la que nosotros somos los protagonistas individuales y unidos a la vez.
    Gracias por compartir todo ésto. Un saludo cordial

  5. Monserrat,

    Gracias de nuevo por tus bonitas palabras sobre la obra de Juan Carlos. Compruebo con satisfacción que compartimos pasión-la música-y en concreto la de este genio de acordes deslumbrantes. Y todo un lujo lo que me cuentas: resulta que fue nada más y nada menos que Albert Einstein el que os presentó 😉 Eso no pasa todos los días. Que bueno eso que dices, que cada trabajo de Juan Carlos se especializa en tocar una fibra diferente de nuestro ser: menudo malandrín está hecho. Como vengo a decir en la reseña, nos tiene secuestrado emocionalmente y no hay forma de escapar. Ni ganas, claro.
    Te mando un abrazo luminoso.

  6. Poco puedo añadir a lo ya escrito. Sólo contaros que hace ya algunos años la CAUSALIDAD -estoy con Einstein en lo de que “Dios no juega al azar con el Universo”- me llevó a conocer a Juan Carlos y a sus composiciones. ¡Bendito encuentro! Y, hasta el día de hoy. Su música te conecta a un universo no visible por ojo humano, a un mundo más allá de oriente y occidente, más allá de la luna o las estrellas. Como en “Contact”, la música de Juan Carlos te lleva, cual nave espacial, a ese mundo interno, interior, que no es sino tu verdadera Razón, tu Origen indiscutible.
    Mis favoritos: “Hadas”, “La Presencia Luminosa”, “Angelical”, … Aunque todos sus trabajos musicales son maravillosos y todos tocan una fibra diferente del ser. Yo también he tenido siempre una buena y estrecha relación con la música, desde niña, tanto a niveles internos como externos, por lo que creo que mi crítica va más allá de las emociones primeras que se producen al recibir algo tan grande como la música de este compositor. ¡Gracias siempre, Juan Carlos! ¡Gracias, Ramón, por compartir tu experiencia con una reseña tan hermosa!

  7. Claudia,

    Al igual que el de Carlos tu comentario me parece ¡pura inspiración! Y es cierto lo que dices, ¡menudo tesoro la música de Juan Carlos! Como apuntas, los acordes que recibe este ángel del universo son traducidos a notas gracias a su sensibilidad infinita. Notas que nos regala para nuestro glorioso disfrute. Suerte la nuestra. Confiemos que a su precisa máquina traductora no se le acabe la batería nunca. Umm, ¡que narices! No lo hará pues los acordes que él recibe del cosmos están cargados de belleza y energía a partes iguales.

    Abrazos cósmicos.

  8. Patricia,

    Claro que la música de JCG purifica, no lo dudes. Su limpieza cristalina, tras pasar a través de tu alma, te la deja como un jaspe. Es como lo contrario de la tele-basura, que te ensucia y te contamina por dentro. Se me ocurre ahora que podría existir un canal que propagara la música de Juan Carlos y así contrarrestaría un poco. ¿Para cuando el Juan Carlos García Channel? Yo lo reinvindico aquí y ahora.
    ¿Querías New Age? Pues chica, acabas de colisionar con el señor New Age. Confiesa Juan Carlos, ¿a que esos son tus siguientes apellidos?

    Gracias por tu comentario e investiga, investiga…que lo que descubras te va a encantar.

  9. Carlos,

    Tu comentario…¡es pura inspiración! ¡Qué maravilla! Me recuerda a la brillante escritura automática de los surrealistas, quizás inspirado también por los acordes de tu tocayo Juan Carlos. Lo que has escrito es pura poesía del alma.
    Ahora no recuerdo (y, ¡narices!, no lo encuentro en San Google) quien dijo “La música es el medio mediante el cual nuestros recuerdos nos cantan a través del tiempo”. Muy cierto lo que dices, que lo corrobora: “Hayas cierta paz contemplativa, buscas y repasas los mejores recuerdos vividos, y que absorbes añorando aquel tiempo, la juventud, la infancia, hasta fundirte en el incognito de nuestro origen…”, pues la música de JCG casi te obliga a tirar hacia atrás del hilo del tiempo, pero también-añado yo-lanzarlo hacia el futuro desconocido con ilusión.

    Gracias por tus profundas palabras.

  10. Marilyn,

    Gracias por tu breve pero sentido comentario. Me alegro enormemente al comprobar que existen muchas personas, como tú y como yo, que hemos caído atrapados en la sutil telaraña tejida por Juan Carlos García con hilos musicales y perlas de sabiduría.

    Un abrazo desde España.

  11. Lourdes,

    Gracias por tu completo y brillante comentario. Si tuviera que quedarme con una frase…me quedaría con todas, jajaja. Me ha gustado especialmente lo que dices respecto a que las mejores cosas de las vida te las encuentras sin buscar. En algunos casos, son precisamente las mejores porque no las has buscado; te ha conducido a ellas tu intuición o la suerte. Si es la primera, más “sabia” que la razón es, sin duda, a la hora de tomar decisiones. Si es la suerte, ¡benditos dados aleatorios del cosmos cuando te sonríen! En mi caso con Juan Carlos fueron ambas cosas: la enorme fortuna, primero, mi intuición después que me susurró que estaba ante algo muy grande que no podía dejar escapar.
    Gracias de nuevo, esta vez a tu Musa.

  12. Una joya en el mundo, un tesoro encontrado tan valioso y grandioso que una vez hallado no puedes dejarlo y no quieres, deseas llevarlo contigo a donde vayas.
    Bendita criatura que capta las notas precisas para dar composición a tan maravillosas piezas. Piezas que tocan lo mas sensible de tu alma, notas que te recuerdan que alguna vez te enconraste sumergido en tan idilico lugar antes de estar aquí.
    Y como dice el amigo Ramón G. nos transporta al Cósmos y nos llena de Luz, ya que cada nota es recibida desde el Universo y percibida por este Angel con la sensibilidad perfecta para así traerla a este plano para nuestro disfrute.
    Muchas gracias por dejar este tesoro plasmado hoy aquí en este mundo para bienestar de todas las criaturas que lo componemos.
    Mágnifico comentario.
    Bendiciones

  13. Impresionante!, esto purifica sin duda…Estaba buscando canciones new age, y no imaginaba encontrarme con esta maravillosa genialidad, muchas gracias pues he descubierto una verdadera joya…voy a comenzar a investigar más sobre sus canciones.

    Saludos celestiales

    Patricia

  14. Dejarse llevar por este estilo de música en los momentos apropiados, diria que mágicos…, de un dia cualquiera en nuestra hora mágica o “bruja”, relajadamente. En aquellos breves instantes en los que necesitas abrir un hueco para salir al espacio abierto del cielo, y respirar al paisaje natural de tu imagen idílica detenida, con la mirada absorta, en un segundo…., en ese breve instante en el que te invade una especial y corta felicidad. Hayas cierta paz contemplativa, buscas y repasas los mejores recuerdos vividos, y que absorbes añorando aquel tiempo, la juventud, la infancia, hasta fundirte en el incognito de nuestro origen, y entonces,.. te haces las clásicas preguntas. ¿Realmente es importante que mi yo sepa de dónde vengo,a dónde voy, quién soy,…?

    Y luego decirte a ti mismo, ante el abismo de vértigo que se abre bajo tus pies, lo insignificante que puede ser ese segundo, ese instante de tu existencia, diria mejor casi inexistencia tras esta mirada retrospectiva e introspectiva a la vez, desde tu mundo material. Increíble lo que el pensamiento humano haya.

    Ignorando por temor las clásicas respuestas, sintiendo la angustia de tu alma insignificante y pequeña ante la inmensidad de la creación.

    Gritas, ¡¡¡¡No lo sé !!!!!!…, pero hayas el consuelo después …y dices gracias al creador por darme este segundo de visión, de intuición…de la trascendencia de mi creación. Gracias a quienes como tú, Juan Carlos, nos lo re-creas musicalmente, y posiblemente el resto de tu obra.
    Siento que esta música me inspira todo eso cuando alza la mirada hacia el infinito, aún sin tú mismo pretenderlo Juan Carlos, así es lo desconocido en los seres… sus circunstancias, lo que otros provoca.

  15. realmente maravilloso, me llena el alma de gozo, gracias por este precioso material,

    siempre siguiendo tu musica y tus clases,

    Marilyn desde New Jersey

  16. Después de leer lo que has escrito, puedo decir que en varias cosas estamos de acuerdo.
    Una: la música es el lenguaje del alma; otra: es absurdo resistirse ante lo hermoso cuando te llega y te toca, entonces lo mejor que se puede hacer es dejarse llevar y disfrutarlo plenamente; tercera: no se puede saber si Juan Carlos es de otra galaxia…pero tal vez, si se pueda decir que puede estar conectado con otras galaxias, percibir la luz que emanan y transformarla, reducirla a sonidos que sean capaces de impregnar el aura de la persona que los escucha, disolviendo todo sentimiento de tristeza e introduciendo armonía, paz, alegría…
    También es cierto que no se puede separar la “filosofía” que Juan Carlos estudia e instruye de su música porque son una sola, la una es reflejo de la otra y viceversa… si no fuera así, la melodía que generaría no sería la que ahora podemos disfrutar… ya que es un todo indisoluble.
    Tú dices: “Quizás lo ideal sea chocar con él inesperadamente, sin previo aviso, como quien choca con un ángel que te cambiará la vida” y no sólo es lo ideal, creo que es así como sucede. En esta vida, las cosas buenas, las más valiosas, no se buscan… ¡se encuentran! Cuando los seres humanos somos capaces de soltar a la vida y dejar que esta nos guie, nos llevamos la sorpresa de que nos conduce a lugares insospechados que nuestra imaginación no era en absoluto, capaz de elucubrar… y eso, es lo mágico de vivir cada momento.
    Cierto que aún hay muchas cosas hermosas por descubrir e irán llegando, no me cabe duda. Para los que descubran la música de Juan Carlos ¡Felicidades! una más que ya han logrado.
    Me ha encantado tu reseña sobre el compositor canario Juan Carlos García, gracias por compartirla con todos nosotros.
    Y pido disculpas por la extensión del comentario…cosas de mi “musa” ya sabes que cuando se pone a hablarme…

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.