Ene 072016
 

MuerteAmor en ShakesperareWorld - Raymond Gali

Web Oficial del escritor Raymond Gali –NovelasRelatosCríticas CinematográficasArtículos – Tiempos Futuros

¡¡¡¡ >>>>>> Tuits Novela <<<<<<<!!!! –  MuerteAmor en ShakespeareWorldLogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

Dic 312015
 
LA CONDICIÓN HUMANA: ASIMOV EN MI CORAZÓN
‘La condición humana’, de Raymond  Gali, fue el microrrelato ganador
del concurso de ciencia-ficción del periódico El Mundo
el 10 de junio del año 2002,  bajo el seudónimo Telémaco Moon 1.
 
La condición humana - Raymond Gali

¿Sonrisa? de la Gioconda

Lágrimas surcan mi rostro mientras los ecos de deliciosos acordes se erigen como la banda sonora de mi triunfo mundial. Tras miles de especimenes analizados en toda una vida, concluyo mi trascendental estudio y sin duda el más completo hasta la fecha, afirmando que ningún robot o ser artificial poseyó, posee o poseerá el más mínimo rasgo que lo identifique con la condición humana. Seis mil folios avalan minuciosamente, con el método científico, dicha afirmación; jamás podrá ser rebatida por mis detractores a los cuales, perdono pero no olvido sus calumnias. Doble angustia e incertidumbre; ¿viviré para ver publicado mi trabajo? Si no es así, ¿simplemente me espera la no-existencia? El sueño de la inmortalidad llama anhelante a mi puerta. Te ama, ISC9000.

(c), 2002 Raymond Gali. Relato cedido por la revista Tiempos Futuros Future Times.
.
Safe Creative #1103160018607
.

MÁS EN LogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

Jun 232014
 

Portada2014_EmergerOK_2015NovelaCamino1_Tuits2

CAPITULO 1 >>

A Mamen

“Mi vida es mi mensaje”

Mahatma Ghandi

CitaProverbioJapones_OK

INTRODUCCIÓN

La noche más terrorífica que jamás habíamos visto nos sorprendió caminando. Una intensa lluvia inundaba de forma fantasmagórica los campos. La luna se adivinaba gótica detrás de las nubes que escupían sobre nosotros violentos truenos y relámpagos. En suma, una tormenta tormentosa y atormentante sobre esa carretera, con más curvas que Mónica Bellucci.

En medio de ese paraje infernal se recortó una figura en la oscuridad. Iluminados tan sólo por la luz de nuestra linterna y los fogonazos de los cielos comprobamos nuestro panel de control: el sentido común estaba en reserva y la coherencia totalmente a cero: le dimos un par de toques al indicador, que es lo que hacen en las películas para ver si rula o no rula. Rulaba indicando que nosotros… no. Ni de coña. La silueta cobro relieve al llegar a su altura: se trataba de una anciana paleolítica. Bajo un plástico, conducía su ganado al establo. Era tan fea que, como dice el chiste que corre por la red, sólo le guiñarían los ojos los francotiradores.

-Buenas noches, buena mujer…¿Dónde queda el albergue de peregrinos?

-Albergue no, buen mozo: estás en San Ninguna Parte, entre Nipajolera de los Arroyos y Niputaidea del Camino y aquí no hay de esas cosas. -Era su forma de decirnos que un poco más tontos y no nacemos.- Toma esta salida y pernocta en…la mansión.- Bueno, ahora te tengo que dejar que tengo hora para que me incineren y luego pádel. ¡Buen camino, guapetón!

¡Qué maja!: si llega a tener 85 años menos (y parecerse a Scarlett Johansson) nos casamos con ella.

AventurasPeregrinas_CapIntroducción

Más felices que un jamón de Jabugo y con la inconsciencia de los ñus que atraviesan el rio infestado de cocodrilos cantamos Victoria. De una antigua casa, salió al balcón otra señora mayor vestida de reina de Inglaterra del siglo XIX y nos regañó por llamarla sin motivo. Al fin localizamos la mansión modelo “Psicosis”. La espantosa casa de la película parecía a su lado una de regaliz. Teníamos ganas de una ducha caliente y lavar la acartonada ropa. Luego apañaríamos la mochila, “más desordenada que los juguetes de la niña del exorcista”.

Empapados ascendimos por los peldaños de madera. Al otro lado de la puerta sonaban unos acordes espeluznantes de un viejo órgano. Al entrar la pavorosa música dejó de sonar de forma abrupta. El conjunto de extraños seres que se apiñaban en las mesas del salón de recepción nos miraron con los ojos encendidos como brasas…

Al haber visto tantas películas del actor de acción Chuck Norris no nos costó demasiado hacer un rápido cálculo: en aquella sala existían 379 objetos con los que podrían matarnos, incluyendo la propia mansión (a “mansionazos”).

Inmóviles centramos nuestra mirada en el organista, sentado de espaldas a nosotros: iba a la moda noventera Britney Spears de pantalón bajo con más culo fuera que dentro. Aquel feo culo nos hizo sentir desasosiego y miedo; más incluso que todos esos hombre-lobo-vampiros, o lo que fueran.

Aventuras Peregrinas de un escritor peliculero - Raymond Gali_HombreLoboLycra

Todos nos miraban como nosotros miramos a un solomillo de cerdo al roquefort con patatas panaderas. Uno de esos seres, el que parecía el líder, acercó su flaca y casi extraterrestre figura hasta nuestra posición.

-Peregrinito: me gusta tu cinturón de gnomo.

Esto sí que nos cabreó: no podíamos consentirlo.

-¡Maldita sea! No es de gnomo:… es de troll.

Entonces, miró a un mafioso salido de cualquier película de Tarantino que se arrellanaba en un tresillo de skay, y le hizo una seña. En su mano la derecha enarbolaba un machete del doce. En la izquierda, un pistolón. Tenía que tomar una decisión y eligió el método más científico que conozco:

-Pinto, pinto, gorgorito, saca las cabras en veinticinco, ¿en qué lugar? En Portugal, ¿en qué calleja?, la moraleja…

00Mafioso_MasterCard

* * *

RAY: ¿¡Pero qué estás haciendo!? Tus ansías por contar todo lo ocurrido han desbocado tu mente: ¡estás mezclando todo en un sofrito caótico! Para el carro y comencemos la historia en orden cronológico.

MON: Pero, yo sólo quería…

RAY: ¡Cállate y hazme caso! Termina este ridículo capítulo de Introducción con una pequeña entradilla retrospectiva que explique por qué decidimos hacer el Camino de Santiago. En el Capítulo 1, empiezas contando la historia desde el principio.

MON: ¡Joer! Venga, vale. ¡Arrancamos!

* * *

La sombra del helicóptero eclipsó nuestra remota cabaña. Nos habíamos retirado del mundo cruel a contar ornitorrincos. Dos tipos trajeados, enviados por la Agencia, descendieron de la aeronave. Se podían haber ahorrado el viaje: nuestra respuesta volvería a ser no…

-Pero el mundo le necesita. A usted y a su circunstancia.

Nuestra circunstancia abrió la boca pero nos adelantamos:

-He dicho que no.

Al adivinar sus intenciones decidí emitir un tuit flotante y disuasorio:

Aventuras Peregrinas de un escritor peliculero - Raymond Gali_00RetuercenTestículos

Tras leerlo se miraron en silencio y devolvieron las tenazas al estuche.

-Sus superiores aseguran que fue el mejor… El mejor del mundo contando ornitorrincos. En esta misión sólo tendría que encontrar un…ser. Y luego, si quiere, contarlo.

-Los bichos raros son lo mío: una vez me encontré al verdadero Godzilla camuflado en unas migas alcarreñas. ¿Qué criatura…?

-Un unicornio fucsia… Mitológico pero igual de absurdo

-Esa quimera legendaria sólo vive en la imaginación de algunos.

-Entre nebulosas, en la habitación acolchada, afirmó que existían.

-Ya se lo dije al coronel: mi respuesta es no y dos veces no.

-Pero reconozca que sus “nos” son escuálidos y de mala calidad, como de mercadillo o de los chinos. Y además, la expresión es “no y mil veces no”.

-Es que hablo con 500 veces menos convicción ¿Dónde…?

-En España: Ha sido divisada una criatura en la Ruta Jacobea.

Tras escucharlo quedamos pensativos…

…Albariño, pulpito, vieiras, empanada, pimientos, tarta de Santiago…

-La misión, encontrar ese ser… vintage  podría ser peligroso: ¿Armas disponibles?

-Bastón anti-aliens. Y como escudos, su camiseta de Queen -señaló la urna ignífuga suavemente iluminada-, y los comprimidos Melarinflanflinfla 5 mgr con esencia de ommmmmmmmhhh-nina…

-…y nuestra fiel memoria peliculera…

-¿Nuestra, señor? ¿Ha dicho nuestra?

-Sí, eso…HEMOS dicho. Vamos’pa’llá: LOS DOS.

Los agentes se miraron perplejos.

Nosotros también.

¿No te convence? ¿Por qué no te lees el CAPÍTULO 1 ?

Enlaces de Interés:

Plagiándome a mí mismo:

  • Si el texto te gustó, por favor,  recomiéndaselo a 600 amigos: http://www.raymondgali.com/blog/?p=1. GRACIAS.
  • Si el texto no te gustó , por favor, recomiéndaselo a todos tus enemigos y machácalo sin piedad por ahí. Si te ha parecido superficial, frívolo y bastante imbécil quizás te guste lo que escribí como terapia para superar mis propias y absurdas aventuras peregrinas (o viceversa): lo más opuesto del mundo.H&E >>>AQUÍ!
  • Si el texto te resultó indiferente, por favor, recomiéndaselo a todos tus conocidos… a la espera que terminen en la primera o segunda categoría. 😉

SIGUE A RAYMOND GALI EN:

LogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

May 232014
 
Aventuras Peregrinas de un escritor peliculero - Raymond Gali

SI NO LO HAS HECHO ¡LEE PRIMERO…  <<CAPÍTULO ANTERIOR (Introducción)!!       CAPÍTULO (2)>>

CAPÍTULO 1 – MADRID KM O

RAY (RAcional): ¡Puta memoria! Nos engaña: Borra o desdibuja lo jodido e idealiza los buenos momentos.

MON (eMOcional): A pesar de eso, intentaremos reproducir fielmente lo que sucedió. Allá voy:

CUATRO de agosto de 2.0XX, seis a.m. Solos, inconscientes, saltamos al vacío… ¡sin ni puñetera idea de lo que nos esperaba!

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali -ConsejoPeregrino1_No Dependas de la gente

R: ¿Fielmente? JA. Tu objetividad es más insignificante que la vida sexual de una calcomanía de Heidi. Recuerda lo que has escrito en el capítulo de Introducción…

M: No empecemos. ¡Cállate y déjame arrancar con la narración!

En el descansillo de la escalera, a punto de empezar la aventura, acariciamos el logotipo de QUEEN de nuestra camiseta rockera

M: ¡Nos traerá suerte!

R:  Ya, muy científico.

Ya de camino al tren, con un viento en contra de doce nudos:

M: Al volver y tras mil aventuras, podremos subastar en nuestra resudada camiseta…

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Camiseta Pop-Rock Protege de Gilipolleces

R: Mientras eso… jamás suceda a lavarla a diario: Los antiguos peregrinos pasaban meses sin lavarse: llegaban pétreos a Compostela.

M: ¡Puagg! Oye, a lo mejor en la antigua China hicieron así a los soldados de Siam, con moldes de peregrinos.

R: O sea que al final no era terracota.

El caso es que aquella mañana habíamos desayunado huevos con bacón, tostadas, zumo, y cuatro de esas barritas…

R: ¡Para el carro y ve al grano! ¿Qué quieres? ¿Deprimir ya de primeras a todo el mundo? ¿Suicidios colectivos?

M: Ok. Reescribo…

Cruzando el puente para acceder a la estación, decidimos que nuestra misión secreta había comenzado oficialmente.

R: No sé si será la historia más grande jamás contada, pero probablemente sí una de las más absurdas.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Peregrinos De Siam Terracota

M: ¡Es el momento: ¡Pongamos música épica! Sí, que posea un toque místico, como la banda sonora de la peli Gladiador, ¡Ray-Mondiator!

R: Ridículo: Suena a pela tubérculos del teletienda.

Accediendo al andén íbamos a tener el primer choque contra la realidad.

Un tipo esperaba el tren: mediana edad, moreno, pelo largo. Al vernos hablar… con nosotros mismos nos miró con la misma cara de desprecio que Robert de Niro a Nick Nolte en una escena del Cabo del Miedo.

ROBERT: Pringado de mierda…

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Cabo del Miedo_Abogaadooo

Después, escupió a la vía como diciendo “que te follen”. “Ojalá” pensó Mon y después le sonrío de forma estúpida bajo el cabreo de Ray. Para acojonarle y callarle la bocaza extrajimos de nuestro estuche de frases preparadas una de Clint Eastwood en el Sargento de Hierro:

RM: “Desayuno alambre de espino y meo napal”.

ROBERT: Ja. ¡Ay, el bueno de mi amigo Clint!: jodió el revestimiento de cobre de kilómetros y kilómetros de tuberías, de tanto mear napal.

Nos desconcertó tanto que tuvimos que poner punto en boca nosotros. En dos minutos llegaría el tren.

R: Al ir de peregrinos por la vida nos creíamos dentro de un aura protectora; todo el mundo nos trataría con cariño y solidaridad.

M: Ja. Ni de coña. Menuda leche que nos hemos dado desde el guindo. ¿Qué puede tener un hombre tan borde en la cabeza?

R: “Todo menos caspa”, supongo.

El tren llegó y, cargando con nuestra pesada mochila, trepamos vigorosamente hasta el interior de su panza. R & M seguían debatiendo:

M: ¿No crees que el Robert de Niro ese estaba demasiado embrutecido ya de mañana?

R: Quizás es un trozo de pan y está bajo los efectos adversos de algún medicamento.

M: Quizás se ha pasado con la dosis del jarabe de la tos.

R: Sí, claro. Creo que Adolf Hitler se metía lingotazos del jarabe Bisolvón, y de ahí su ‘mala follá’: “Ay, lo siento: monté sin querer el Tercer Reich tras una noche de antitusivo.”

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Hitler Bisolvon

Caminando por el vagón hasta encontrar asiento Ray protestó:

R: No quiero discutir pero, ¿cómo eres tan cabestro haber metido 17 kilos en la mochila?

M: Ahora me dirás que todo este sarao, toda la aventura en realidad consiste en un ejercicio de austeridad y optimización.

R: Esto es un ejercicio de austeridad y optimización, so cafre. ¿Te has pasado tú con la dosis del Absurdol?

El tren de cercanías nos trasladó a una de las grandes estaciones de la capital. Una vez allí aprovechamos para tomar un tentempié: galletas, según la etiqueta…:

“Sin azúcares, ni gluten, ni colesterol, ni lanolina, ni sal, ni nada. En todo caso -pero muy remoto- algún chopito que justo pasara por allí”

M: Sabían menos que un holograma.

R: No comas nada que sepa menos que el cartón de la caja que lo contiene. Seguro que era más cremoso que las galletas.

En medio de la gran estación andábamos despistados. Lo peor, arrastrar la mochila que…

M: ¿17 kilos? Pues parecen una tonelada.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali -Mochila Grande_NoDVDColonoscopia

Cómo no teníamos ni repajolera idea de hacia dónde tirar realizamos un placaje de rugby a una persona que pasaba:

-Por favor, ¿el convoy a León?-La mujer era bizca. Un ojo apuntaba a las gallegas islas Cíes y el otro a Almuñécar.

-Por allí? dijo estrábica, moviendo levemente la cabeza hacia arriba. ?Y desapareció.

M:  Podía haber señalado con la manita.

Tardamos diez minutos más en dar con el andén correcto. Una vez en él, irrumpió en escena, en la lejanía, el destartalado tren. Como estableció Ray, una de las consignas sería la de la austeridad. El ferrocarril era de 3ª categoría, antiguo de narices.

M: Además irá bastante petado de gente…. o eso parece por la multitud que se hostia en el andén.

R: ¿Pero qué le ha dado a la gente hoy? Por cierto, el trasto trenero no es de carbón de milagro.

M: Al menos no está previsto que nos ataquen los indios, como al general Custer.

R: Coche 4, es el siguiente.-Señaló nuestro lado racional.

Mientras subíamos pensamos que nosotros también teníamos intención de morir con las botas puestas.

R: Con lo descoordinados que estamos ambos…vamos a estar tan perdidos como Wally, el de “¿Dónde está Wally?”

M: A lo peor, desesperados, terminamos para siempre en un bosque asturiano.

R: Cuentan el caso de un peregrino madrileño perdido que sobrevivió tomando setas alucinógenas.-Dijo Ray mientras comprobaba el número de asiento en el billete.

M: Pues encontrarse no sé…pero se tuvo que echar unas risas… ¿Qué fue de él?

R: Seis semanas después, unos científicos chilenos lo localizaron en las antípodas. Llevaba una sonrisa que le daba dos vueltas. Lo primero que dijo es que se sentía allí, en el Polo Sur, como en casa…

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Peregrino Madrileño Alucinado

M: ¡Joder! Ya me estoy poniendo nervioso. ¿Y si sólo estamos capacitados para quedarnos en Madrid jugando a la petanca?

La cola de gente que avanzaba por el pasillo fue poco a poco disipándose. Cuando lo hizo del todo comprobamos con desolación…

M: Nos ha tocado un asiento al lado de ese señor entradito en carnes, un poco monovolumen.

R: Pues tendremos que encajar nuestras lorzas entre las suyas y los treinta y cinco centímetros escasos hasta la ventana.

Una vez embuchados descubrimos, enfrente, a sus dos clones-células hijas. Ríete tú de las criaturas del inframundo.

R: Su aspecto es ciertamente inquietante.

M: Hay algo en ellos que me da mal rollo. ¿Demasiado conjuntados?

R: Bueno, piensa que van a ser tan sólo cuatro horas y media.

M: Sí, yo también te quiero.

Intentamos pasar desapercibidos, mimetizándonos con el mobiliario dieciochesco trenero. No tuvimos éxito. Esas crías de australopitecus escudriñaron con asco nuestras pintas peregrinas. Luego le exigieron a su padre una güija y una biblia satánica para jugar.

M: Siempre podremos hacerles un exorcismo.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Zombies lejos de los Acelerador Partículas

R: O si se ponen farrucos amordazarlos y conectarlos a una trampa explosiva. Sincronicemos nuestros relojes.

M: Me temo que las modelos veinticincoañeras sudorosas y despampanantes no viajan en esas cafeteras de posguerra.

Concienciados de la dura realidad y con idea de escapar de ella rebuscamos en la taleguilla que nos había prestado para el Camino nuestro cuñaaaaaooo. De ella extrajimos nuestro flamante ejemplar de la novela Cien años de soledad.

M: Otra cosa es que nos dejen leer estos zombis vivientes que nos tienen sitiados en nuestro asiento.

En ese momento el tren hizo un ruido horrible. Arrancaría o se desintegraría en breve.

Hablando de veinticincoañeras con patrones griegos de belleza… Contra todo pronóstico, irrumpió en el vagón una morenita muy guapa, nos dedicó una sonrisa y se sentó cerca nuestra. Se trataba, nada más y nada menos de…¡la chica del tren!, nuestro primer animalito del bosque del Camino de Santiago.

M: ¡La leche!

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Modelos Despampanantes Viajan en Aviones

Entonces tuvimos un flashback que nos retrotrajo a 1.978:

Un mini-yo destrozaba unos columpios con los amigotes. Acto seguido, una preciosa niña de siete octubres apareció en escena debajo de sus bucles azabache. Nos dejó agilipollados durante años. El saldo: un amor asquerosamente platónico. Ni un beso en la mejilla, vamos.

Descubrimos que los columpios eran de atrezo, el micrófono colgando de lo alto de la escena: Todo era una trampa de nuestra memoria. Volvimos. La hostia fue grande: cuando se disipó la neblina apareció un primer plano del niño poseído lamiendo un helado, goteando sobre nuestros pantalones.

M: A su lado, el Muñeco Diabólico Chucky parece la Barbie Rapunzel.

Todo sucedió bajo la delictiva pachorra de su progenitor-célula madre.

M: Es muy fácil incubarlos en vainas y luego pasar de ellos.

R: Sé lo que piensas pero la chica está más que descartada como objetivo militar; venimos en plan místico-modalidad ommmmmh.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Chandler Friends Pringado con las chicas

M: Por una vez, totalmente de acuerdo: ni se me ocurre, pero admite que parece muy simpática. Parece totalmente homo sapiens sapiens.

R: En los tiempos que corren eso ya es un lujo -indicó Mon mirando de reojo a los pequeños neandertales malignos.

M: Tranquilo: no montaré el numerito de la última vez para impresionar a una chica. Aunque aquello lo hice…con cabeza.

R: Ya. Nadie puede comer 50 huevos ni partir con la frente varias barras de hielo apiladas. Es lo de más patético que he visto… Digno como mínimo de pringado de serie de TV.

Miramos el reloj: eran las 9:03:07 de la mañana. Sin necesidad de tomar prisioneros ni secuestrar el vagón, ni nada, el tren se puso en ese momento en marcha.

M: Rumbo a lo desconocido. No te pongas nerviosete.

R: Resignado a perdernos por las españas…¡habrá que divertirse!

Allá afuera, en el cercano futuro nos esperaban cosas fascinantes, personas singulares e incluso ¡cyborgs!

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Terminators Cariñosos

Éramos conscientes que mil peligros nos aguardaban: ríete tú del invierno nuclear, del Sitio de Leningrado e incluso de rectificar una declaración de la Renta ya presentada.

Entonces sucedió: experimentamos algo inaudito, una especie de salto mental hacia el futuro, un flashforward.

…nos vimos atrapados en el famoso camarote de los Hermanos Marx, vimos mafiosos escapados de películas de Tarantino haciendo tetris con muertos, nos vimos investigando cual CSI una habitación de hostal mugriento, vimos un hotel 7 estrellas…

Tras recobrarnos…

R: Esto ha sucedido porque el muy tonto debe estar celoso de que su hermano simétrico, el flashback, haya irrumpido en nuestro cerebro como elefante en cacharrería.

M: Pos vale, si tú lo dices… ¿Has visto lo mismo que yo? Joder, parece muy peligroso. ¿Y si la cascamos en el intento?

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - FlashForward

R: El escritor P.J. O’Rouke, hablando de la teoría de la evolución de Darwin decía que unos mueren para que otros puedan evolucionar. Si no seguiríamos siendo amebas y para comer cosas tendríamos que rodearlas primero con el culo.

M: Con lo bonito que es comerse un cocido de forma convencional.

R: Precioso. Quiero decir, que en el Camino, buscando ese bicharraco fucsia…o palmamos o volvemos hechos unos hombrecitos.

Mirando por la ventanilla nos quedamos pensativos. Atrás quedaba la madrileña estación de Chamartín.

Estábamos convencidos que las escenas que vimos sucederían en breve.

Safe Creative #1401170001504

<<CAPÍTULO ANTERIOR (Introducción)!!       CAPÍTULO (2)>>

Enlaces de Interés:

SIGUE A RAYMOND GALI EN:

LogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

Jun 222012
 

El Dios cuántico de Stephen Hawking o como meterse en camisa de once dimensiones 

 
“¿Existe el Infierno/Dios? ¿Resucitaremos después de la muerte? Ah, no olvidemos lo más importante ¿Habrá mujeres allí?” W. Allen
 
La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible” Arthur C. Clarke
 
“Creo que Dios podría ser una consecuencia de las leyes físicas del universo, producto de él y no al revés” R. Gali.

Los genios también se equivocan

Hawking, la ha vuelto a montar. Aunque, tras verle, uno no diría que tiene precisamente aspecto de Hooligan, admitámoslo, le va la marcha. Quizás no le imaginamos sin camisa, con el cuerpo lleno de tatuajes, dándose de hostias contra los que las reparten consagradas. O sí (ver abajo). Ciencia VS Dios. Bueno, pues lo ha vuelto a hacer. A mí, aunque sea un broncas, me cae bien. Entre otras cosas porque tras desvelar algunos de los más fabulosos enigmas de la física avanzada confiesa (coincidiendo con su setenta cumpleaños) que para él las mujeres son un completo misterio. Sin embargo, nunca desaprovecho ocasión para meterme un poco con él. Me siento autorizado a hacerlo porque lo hago siempre desde la admiración por su intelecto y espíritu de lucha y desde el cariño. Además, es protagonista de un microrrelato mío, le cito en varios artículos, es también un personaje de mi novela Hypatia y la eternidad. Me gusta meterme con Hawking porque, ¡qué narices!, el jodío es precisamente lo que busca, el cuerpo a cuerpo; bueno, en su caso el cerebro a cerebro, ahí, a liarse cabezazos intelectuales con todo el mundo.

A la izquierda Stephen Hawking, antes de dejar de tomar Pharmaton, arreándole un mandoble al Arzobispo de Canterbury, antes de redimirse y comenzar a tomar Lexatín por palés.

Inmersos todos en la vorágine diaria pocos momentos nos restan para pensar en cosas trascendentes. Temas de gran calado intelectual, como…” ¿qué le podría echar a la salsa de los macarrones para darle vidilla…?”…nos abducen, secuestran nuestro intelecto, nos agilipollan, en una palabra. Y el problema es que van pasando las semanas, meses y años y nuestra gran preocupación mundanal de hoy sigue siendo ese enorme lamparón que se nos quedó impreso en nuestra camisa favorita (puede que de la salsa experimental de aquellos macarrones). Entonces, ¿llegará algún día en el que nos podremos sentar con tranquilidad y pensar en dos asuntos que, sobre el papel, podrían tener cierto interés?:

1-¿Existe Dios o un Ente ‘Superior’? Y si existe, ¿creó el universo? (Ummh). Por el contrario, ¿fue listo y en realidad surgió cuando estuvo todo terminadito y de ese modo se ahorró el trabajo y los marrones? Me refiero, por ejemplo, a marrones como pagar la seguridad social a todos los curritos que hubiera tenido a su cargo, caso de tener que fabricar el Cosmos.

2-¿Qué narices pasa con nosotros cuando morimos? ¿Somos más solubles en el universo que una cucharadita de Cola-Cao instantáneo en la leche? ¿Por el contrario, algo de lo que fuimos en vida permanece indemne, aunque sea una brizna de nuestros recuerdos (especialmente el políticamente incorrecto chiste del Titanic[1])?. Esta segunda cuestión no se aborda en el libro de Hawking pero si en otro…, que es en verdad del que he venido aquí a hablar…

La noche de bodas, Hawking aparcó la física cuántica y comenzó a aprender de física una ‘cuantica’, como diría un maño.

Hoy, aquí y ahora les animo a que se sienten y piensen conmigo, para empezar (y disimular un poco) en el último libro de Stephen Hawking, El Gran Diseño. Tras su asombroso final, el científico de Oxford deja al lector con cara de besugo, hilando, “flipao”, estrujándose las meninges. Y hablo de asombroso final porque mi admirado y desvencijado físico siempre se ha declarado ateo recalcitrante, casi militante y… Bueno, me estoy adelantado, que se me van los dedos y no es plan. Como dijo Jack el Destripador, vamos por partes (también decía que la belleza está en el interior): Por un lado, el bueno de Albertito Einstein sostenía que “el hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la Ciencia logra abrir”. Por otro lado, Stephenito Hawking, en un ejercicio de honestidad admirable, admite en este libro que es prácticamente imposible que existamos (y que nos estemos planteando estas preguntas, cuya respuesta no viene en la última página, al revés, como en el cuadernillo de crucigramas).

Cuando surgen estos debates (Ciencia VS Religión/Dios) me sorprende la vehemencia con la que cada una de las partes defiende su postura. Por ejemplo: aunque a mí me gustara más cocinar el cordero con vino blanco yo no me iría a laminar a los supuestos adversarios, que incluso se manifestaran apoyando que el cordero se cocina sólo con agua y sal. Desde la utopía de un mundo libre parece coherente abogar por que cada uno cocine el cordero como le de la gana: que no lo lo coma, que vaya si quiere a ver el Silencio de los corderos, o pregunte, como los humoristas Faemino y Cansado, si la pata de cordero es cordero; o si le trasplantaron médula de cordero aproveche esa ventaja de que le vibre la voz en las notas agudas y gane Operación Triunfo edición 9214; o que haga o deje de hacer lo que quiera con los putos corderos, salvo exterminarlos, pues están riquísimos con o sin patatas panaderas. (Y no, las losetas térmicas del transbordador espacial son de cerámica no de cordero.)

Albert Einstein partiéndose de risa - Blog Raymond Gali

Albertito Einsten, partiéndose la caja y el eje tras publicar “Zur Elektrodynamik bewegter Körper” (Teoría de la Relatividad Especial), pues ya sólo con leer en alemán el nombre de su propio artículo le daba la risa floja. Según algunos…: “que “pa’qué tanta comedura de tarro teniendo a Marilyn Monroe rondándome, que el vivo al hoyo y el muerto al hoyo”.

Y, en esta línea, y aunque esto parezca el concurso de obviedades del doctor House, que cada uno crea o deje de creer en lo que le dé la gana y que, algunos no estén todo el día obsesionados con imponer sus tesis y desacreditar a los que creen (o a los que no), QUE RESPETE LAS OPINIONES DEL PRÓJIMO. Qué cansino, qué pereza, que obsesión por figurar en la fotografía que hay junto a la definición de “intolerancia” del diccionario de los Simpson. Si esto es una consecuencia de la Revolución Industrial y la obtención de mayor tiempo libre de la sociedad quizás alguien, a finales del XIX, tenía que haber jodido los telares de Manchester con un pedrolo del 12. Para mucha gente el universo, la vida, es como una película de Charles Chaplin, tragicómica y en blanco y negro. En mi humilde opinión podría aceptar la primera parte, pero no la segunda. Existe un Pantone gigante con infinitos colores y matices. Ejemplo que nos ocupa: O religiones malas malísimas y científicos buenos buenísimos o al revés. Toma ya. Las neuronas dan para más, de verdad.

La religión es un sistema de gestión de Dios en la Tierra construido por los hombres, que son falibles. Y como engranajes falibles dentro de una maquinaria creada por el Hombre, a veces hacen que el sistema también pueda ser falible (a veces, demasiado falible). Ello no desarbola en absoluto su monumental labor (en el caso de algunas religiones), ayudando a los desfavorecidos y de paso ahorrándoles al estado un porrón de millones al año. Por cierto, hay una tercera vía que, hasta donde yo sé, anda poco transitada: se puede no comulgar nada o del todo con ninguna religión y sí creer en que existe uno o más Seres Superiores, creer en Dios. ¿Comorrl? Es compatible, de verdad. A mi humilde entender, mucha gente identifica religión y Dios; ¡meeeec! Para mí eso es un error. Son dos conceptos íntimamente relacionados pero distintos. Luego trataré de explicarme, en concreto a los que lie para leer este artículo hasta el final.

Hypatia y la eternidad Hypatia and eternity - Blog Raymond Gali

“Yo he venido aquí a hablar de mi libro” Excusa un poco sofisticada para hablar de mi novela. Busca las siete diferencias.

Me da la sensación que a veces se habla del libro de Hawking y Mloninow –El gran diseño– sin haberlo leído, ni en diagonal. Pero también ha habido gente que sí, que lo devoró de pe a pa, gente inteligente que ha dicho cosas inteligentes (o no) y que repasaré a continuación y que les obligará por unos momentos dejar de pensar en mocos, cenas y en el Leroy & Merlin.

 

TESIS NEUTRAL Y/O PRO RELIGIÓN/DIOS

 (o que manifiesta un error de planteamiento en el libro)

TESIS PRO CIENCIA Y/O ANTI RELIGIOSA

O ANTI DIOS CREADOR

“Un buen científico afirma lo que puede probar pero no puede negar lo que no es capaz de probar…Nadie puede probar su inexistencia por tanto, …, la ausencia de evidencia, no es evidencia de la ausencia.”Científico católico  “El Big-Bang es una consecuencia inevitable de las leyes de la física y no de ninguna mente superior”. Stephen Hawking, ciéntifico.
“Es como si, por aplicar a la Pietà o a Las Meninas todos los más avanzados instrumentos que poseen las modernas ciencias …, consiguiéramos localizar y atrapar dentro de la escultura o del lienzo a…. Miguel Ángel y a… Velázquez. El autor no está encerrado dentro de su obra como la última muñeca de una matrioska.”Catedrático Pedro-Juan Viladrich “El pensamiento científico ha ido ganando el espacio ocupado por el dogmático y …, mediante la experimentación y la prueba científica se ha visto que la solución de determinados problemas no es la que mantenía el pensamiento dogmático sino otra bien diferente… El pensamiento científico tiene todas las de ganar”.Eduardo Punset, escritor y divulgador científico.
“La falsa pregunta que Hawking y Mlodinow inventan es si la ciencia puede o no obviar la existencia de Dios. Es una pregunta falsa porque la ciencia, por definición, se ocupa de lo físico y la existencia de Dios se encuadra en el territorio de lo metafísico”.Científico, escritor y profesor Juan José Cadenas “El darwinismo expulsó a Dios de la biología, pero en la física persistió la incertidumbre. Ahora, sin embargo, Hawking le ha asestado el golpe de gracia” Richard Dawkins, biólogo autor del libro “El Espejismo de Dios”
“En la fe, las matemáticas no entran ni podrán demostrar nunca nada. El concepto de Dios está fuera de la ciencia”.Manuel de león, matemático, investigador del CSIC “Venimos de la nada. De un universo que lo contenía todo, y que se crea a sí mismo continuamente, sin la intervención de un Dios. Y la filosofía ha muerto.” Winston Manrique, en El País, Citando el libro de Hawking
“La física por sí sola no resolverá la cuestión de por qué existe algo en lugar de nada”,Arzobispo de Canterbury, Rowan Williams “…Creo importante no distraer a la gente en cuanto a que el problema no es Dios, sino las religiones.” Manuel Lozano en el diario Público
La ciencia trata de explicar y la religión, interpretar. A la Biblia no le interesa cómo se creó el Universo. La ciencia desarticula las cosas para ver cómo funcionan. La religión las junta para ver qué significan. Son dos empresas intelectuales distintas. Incluso ocupan diferentes hemisferios del cerebro”.Rabino jefe de Canterbury, Jonathan Sacks
“La ciencia ha surgido allí donde la creencia en la racionalidad del universo basada en la libre creación divina se había asentado en la cultura y había moldeado el pensamiento y espoleado el deseo de saber cómo había hecho Dios el mundo… Casi todos los grandes científicos han sido estimulados por su fe a desarrollar la ciencia”.Enrique Moros. Profesor de Metafísica de la Universidad de Navarra

 

Stephen Hawking y el Papa - Blog Raymond Gali

No lo veo yo a Hawking subiendo a tope su procesador de voz para dejar como una tapia al Papa, ni a este empujando su silla de ruedas escaleras abajo. Haya paz, por favor.

Creo que el mérito del libro de Hawking consiste en que (aunque no lo reconozca, ni torturándole con telebasura) bordea las fronteras de la ciencia, planta sus pies fuera, incluso mea (con perdón) fuera del tiesto a ver qué pasa. Si tomamos al pie de la letra la cita inicial de este artículo del escritor Arthur C Clarke, quizás nadie como el físico más famoso del mundo (Hawking) y otro físico pero también un escritor de guiones de ciencia-ficción (Mloninow) para aventurarse en lo imposible; éste desbocado con su imaginación,  el primero templando con la razón, como el mito platónico. Sin embargo, tras esa valiente epopeya su conclusión final peca, a mi humildísimo entender, de ultra-conservadora: “no existe Dios, ale, palabra de Hawking y no hay más que hablar, porque lo digo yo”, “pero…”, “pero nada, habla chucho que no te escucho, lalalalalalalala…”.Pero para seguir reconociéndole los méritos, y como decía antes, a mí me parece que el tío es valiente: admite que es (casi) imposible que existamos: “Parece que nuestro universo y sus leyes han sido diseñados con exquisita precisión para permitir nuestra existencia”(“¡cachis!, ¿y ahora cómo salgo de esta…?”). Somos el fruto de un cúmulo de casualidades concatenadas, propiedades físicas y sus condiciones combinadas de forma exacta. Gracias a esa ¿cadena de casualidades? estamos aquí, decimos tonterías e intentamos pagar menos a Hacienda. Este hecho no puede calificarse de otro modo que de milagro (que existamos, no sortear a Hacienda).

Zona habitable estelar, que tiene que cumplir una serie de requisitos muy concretos: colegios, zonas verdes, ambulatorios, tiendas de todo a un ‘loquesea’ y, sobre todo, muchos, muchos centros comerciales con multicines 3D en los que proyecten películas triviales que eviten que la gente piense en cosas profundas.

 Pero el concepto de milagro cotiza a la baja en el índice Nasdaq de los científicos, bueno, en realidad ni cotiza. Hawking lo apellida “aparente” y así empieza a intentar salvar los muebles. Entonces, agárrense: para “razonar” dicho milagro mi admirado Stephen urde la más fabulosa explicación de las imaginables. Dicha explicación nos deja en bragas (con perdón) a todos los escritores de ciencia-ficción de todos los tiempos, devaluándonos a la categoría de funcionarios rusos bineurónicos booleanos (“Censurado” ó ”A Siberia”).

Desplegando sobre el teatro de operaciones sus ejércitos cuánticos, con dos (batallones), afirma que existimos porque hay la hueva (con perdón) de universos paralelos, así como 10500, que es un número incluso más grande que todas las horas sumadas que dedican a la semana las televisiones a poner “furbo”. En cada uno de esos 10500 universos y un cuarto, tendrían diferentes leyes físicas de manera que justo y casualmente vivimos en el que dichas condiciones son favorables para que existamos.“El concepto de multiuniverso puede explicar el ajuste fino de las leyes de la física sin necesidad de un Creador benévolo que hiciera el universo para nuestro provecho”, suelta, y se queda tan ancho. Ale, ya está. He de decir, que no seré yo el que discuta la existencia de todos esos universos, pobre de mí, que todavía hay callejuelas de mi propio pueblo que ni conozco.

Para orientarte en 100 elevado a 500 universos necesitas la última versión de Google Maps, la guía Michelín, la guía Michelón y, ante todo, encomendarte a San Pancracio.

A ver, querido, sin dudar de tu teoría te pregunto: ¿no crees que dicha explicación es mucho más fabulosa todavía que incluso la de la existencia de un Dios Creador (que no digo que yo suscriba exactamente esta última tesis)?  Quizás alguien debería escribir otro libro que postulara que “nuestro universo es el fruto de las leyes de la física sin la existencia de un Multiuniverso creador”; merecería la pena aunque sólo fuera por fastidiar a Hawking. U otro que concluyera “Que nuestro universo es fruto de las leyes de la física, o no, sin la existencia de un Stephen Hawking que pontifique sobre cosas indemostrables para vender libros como churros”. Si las tesis de Stephenito prosperaran, no duden que surgiría un Movimiento Ateo-Multiuniverso que quemaría los Templos Multiuniversales y retirara los símbolos de los colegios en los que se impartiera la Religión Multiuniversal. Y lo harían quizás porque los sacerdotes multiuniversales les hostiaron con la regla de niños, o a sus padres, o porque levantaron las faldas a su compañera de pupitre y les castigaron durante una semana en las mazmorras de otro multiuniverso en el que no hay ti@s maciz@s sino que todas l@s mujeres/hombres bell@s se han metamorfoseado en camioneros salidos de 55 años de Cuenca, y la gente, por lo tanto, y ante tan patético panorama, se reproduce por esporas. Lo malo (o lo bueno) del multiuniverso es que, como decía Borges de los griegos, codifica todas las situaciones humanas posibles.

En el multiuniverso hawkingniano existe uno en el que un Hawking creyente  irredento (por ejemplo) escribe un libro que se llame “El gran diseño de Dios” que contradiga a “El gran diseño…” a secas, de este universo. Incluso otro en el que existan infinitos puentes entre esos universos y la gente juegue liguillas de pádel los fines de semana uno contra uno mismo pero de otro universo, de todas las formas imaginables, por ejemplo jugar un dobles contra otros dos ‘yos’ en el que cada uno cocina mientras juega paella, cocido, fabada y tortillas de patatas, respectivamente, en unos hornillos portátiles muy prácticos, con ruedas, concebidos para ese uso. O a lo mejor este es justo el universo que algún lector tiene la paciencia, la generosidad y el espíritu humanitario de haber llegado hasta aquí leyendo y no me va a torturar luego con spam como represalia. Lo que ya no creo que haya entre los 10500 universos uno en el que pase esto último y además el susodicho compre mi novela en Amazon, pues un 10 seguido de 500 ceros, no son tantos. Ahora otro poquito en serio: creo que hawking cae en su propia trampa ¿Por qué no en uno de esos multiuniversos podría existir un Dios creador, o un  Dios “hijo de la eternidad”?

TO BE CONTINUED… (o no 😉 )


[1]  Se está hundiendo el Titanic, y a las primeras de cambio salta el capitán a una de las barcas salvavidas.

-¡Pero capitán! ¿Qué hace? Todavía quedan muchas mujeres y niños en cubierta. –grita el segundo de a bordo desde el barco-

-Si hombre, ¡para follar estoy yo ahora!

Dic 092010
 

‘VENGANZA’ : MICRORRELATOS GETAFE NEGRO 2010 (5)

“Venganza” fue uno de
los microrrelatos que presentó el escritor
Raymond Gali al certamen ‘Getafe Negro 2.010’
con el seudónimo de “Da Vinci”.
.

Venganza_Raymond Gali

.

No era un fantasma quien surgió entre la niebla, no… exactamente. Primero sentí ese terror invisible en estado puro, que no tiene un origen concreto, pero que atraviesa tu alma como una daga. Después lo vi. El cadáver, recién emergido de la cripta, atravesó las ruinas de la ermita. Acto seguido, la figura balanceante y extrañamente familiar dudó hasta divisarme a lo lejos. Aquello me introdujo de forma automática en escena. Comprobé con pavor que, desafiante, se dirigió resoluta hacia mí con esa sensación de invulnerabilidad que sólo tienen los muertos. La luna menguante se elevaba oscura sobre el lago y pareció sonreírme.

Desperté aliviado hasta recordar lo sucedido… Entonces, una sensación maldita me penetró envenenando mi alma: descansaba en un ataúd, en la cripta donde me enterraron vivo aquellos malhechores. El cadáver que vi en sueños era yo mismo. Deseaba morir cuanto antes para después resucitar y ejecutar mi venganza.

.

(C) Raymond Gali, Octubre 2.010.
 
.
 
 
Safe Creative #1103160018607
.

MÁS EN

LogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

Nov 042010
 

‘DOS ETERNIDADES DE OSCURIDAD SE YERGUEN, ENTRE MI VIDA, UNA RENDIJA DE LUZ, SE CIERNEN’:

SI LOS ROBOTS  INTELIGENTES ESCRIBIERAN ARTÍCULOS . (English version)

“¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿Tuvo un comienzo el universo?
Y de ser así, ¿qué ocurrió antes? ¿De dónde viene el universo y adónde va? ”
Stephen Hawking,  “Historia del Tiempo”.

ENCONTRÉ LA Eternidad en el Norte de España, en la que denominan popularmente la villa de las tres mentiras, Santillana de Mar. Sí, la que no es ni Santa, ni llana ni tiene Mar, pero sí poseedora una gran Verdad que, acordándome de Alejandro Casona, no es otra que la rotundidad de su belleza. Ante tal sobredosis de ésta, padecería sin duda el síndrome de Stendhal si la parte cuántica no controlara el hemisferio biológico de mi ser. Camuflado a los ojos legos en los sutiles y enmadejados hilos del Arte, la Colegiata exhibe en algún capitel románico de su claustro un símbolo muy particular. Se trata de un entrelazado diseño geométrico que insinúa la Eternidad en su devenir cíclico e hipnotizante. Asimismo, las hojas de acanto y los albatros también han representado tradicionalmente la Eternidad. ¿Decepción? ¿Alguien esperaba algo más que una representación de “la cosa”? ¿Alguien concebía a un desdentado vendedor de mercadillo medieval vendiéndola al peso, cual concepto tangible y…¡comestible!? “Me pone un cucurucho XXL de Eternidad y dos pequeños para los churumbeles”. Yo, por mi parte, me doy crema hidratante en mi piel artificial, chequeo mi hard-soft a diario para retrasar de modo infinitesimal la desintegración total. ¡Uy! Creo que la confundí con su hermanita pequeña y biológica que es la inmortalidad.

LA ETERNIDAD es otra cosa. Un consuelo de tonto ante mi incapacidad de definirla es tener la certeza que nadie pudo/puede/podrá hacerlo. Algo finito-la mente humana, un ordenador cuántico-no puede si quiera atisbar remotamente nada ni parecido a algo infinito, el tiempo infinito. Por eso el Señor Infinito y…¡más allá! que menta el “gran filósofo” Buzz Lightyear se regodea con hilaridad de nuestras disquisiciones, mientras que la Señora Eternidad es su huésped. ¿O es al revés? ¿Es el espacio infinito el que vive en el tiempo infinito? “Pasa, ponte cómodo. Disculpa el desorden (entropía) ¿Qué quieres tomar?”

DE ESTO el irrepetible Hawking sabía un rato, supongo que más que el resto de TODOS juntos. El celebérrimo científico, condenado a ser su propia estatua todavía en vida, viajó con su mente a las cuatro esquinas de este cosmos, “liliputizándonos” todavía más al recordarnos que nuestra casa celestial es nada más que una entre n más. A pesar de estas teorías, que nos reducían casi a la nada más absoluta al cotejarnos con el todo, consagró su vida a balizar la Eternidad y el infinito, acotándolos con conos naranjas con bandas fluorescentes que tomó del Big-bang. Según su definición, desde un prisma físico-cuántico, el tiempo y el espacio son hijos de aquella extraordinaria y primigenia explosión, por lo que antes no existían, ni dichas entidades, ni por lo tanto nada de nada. Ni siquiera los impuestos indirectos. Perdonen mi ambición al pretender trascender más allá de esa concepción científica la idea de Eternidad. Creo que me entenderán al hurgar en el concepto, y jamás contradiciendo heréticamente al magistral físico británico, al aventurar…¿Cuántos big-bangs (y ulteriores big-crunch, implosiones cosmogónicas) existieron antes que el que originó nuestra casita, este universo? ¿Cuántos existirán después? Es lo que tiene la Eternidad.

APARCANDO TEMPORALMENTE el prisma científico (¿es ello posible?),les propongo un sencillo, filosófico y lúdico ejercicio: Cerremos los ojos y que nuestra mente finita vuele hasta la Eternidad infinita. ¿Qué habrá allí? Umm, nada más llegar divisamos a lo lejos una pléyade de faraones que emergen de sus pirámides,-que ya se desintegraron cuando soplo el tiempo,-y se dirigen hacia este reducto imposible. Algunos llevan en sus anulares sortijas de oro encastadas con escarabajos de zafiro, como ansiosos de unir la representación con lo representado. Otros, bajo sus túnicas adornadas con brillante púrpura y desde sus lampiñas y sagradas testas, exhortan en un susurro al binomio Amón-Ra, como anticipándoles que pronto se codearían con ellos. Y a la Eternidad llegan también en procesión todos los filósofos y sabios griegos que se la ganaron motu proprio con sus plumas definitivas, con sus nombres tallados en la piedra hasta el fin de los tiempos…¡exactamente donde/cuando se dirigían! Umm, esto nos hace reflexionar:

EN VERDAD también vemos que se acercan todos los hombres y mujeres que existieron, que al margen de sus méritos, al margen de su comportamiento y deontología terrena, todos se ganaron su pasaporte por el mero hecho de existir. Cuando lleguen esperarán a los otros, a que se cansen de su material existencia. Desde esa atalaya que nos concede nuestra imaginación abrimos las puertas también a todos los seres-inteligentes o no-que alguna vez existieron en cualquier punto del universo, de cualquier universo. ¿Por qué discriminarlos? Para terminar de dibujar el mapa demográfico de la Eternidad filosófica no podemos obviar quienes siempre estuvieron allí: Los dioses. Y, en verdad, hablo en plural ante la duda, no que todos los de la humanidad fueran Uno, sino ante la posibilidad que en la Eternidad también converjan los de todos los universos posibles y que éstos, por diferencias irreconciliables en sus concepciones, precisaran de distintas deidades de muy diferente naturaleza. Bien, parece que ya estamos todos. ¿Quién se queda fuera, entonces? Los que viven, nada más.

EN EL film de Harold Ramis “Atrapado en el tiempo” (1992) Bill Murray padece su trocito de Eternidad en un día que se repite sinfín. En el cine y en la literatura de CF la gente va y viene por los senderos de la Eternidad, viaja en el tiempo, como Pedro por su casa, como cuando uno coge un taxi para ir al centro. Se me olvidó preguntar a Asimov que había en “El fin de la Eternidad”. Cachis. ¿Lo sabrá ahora mejor que cuando escribió la novela? Algo de lo que el fue vagará por toda la Eternidad por los siglos de los siglos hasta que un día, a las 18:37 hora Universal se encontrará una puerta roja y una luz de emergencia encima. Y con este párrafo pretendo reírme de mí mismo, ante la absurda empresa de escribir sobre lo inabarcable, sobre lo incognoscible. Todo el artículo, admitámoslo, es un chascarrillo, a veces desnudo, a veces con una pátina de verosimilitud. No se me enfaden los que tratan de desbrozar analíticamente cualquier aspecto de la realidad, pero pienso que este artículo es metáfora de lo que implica tal fútil intento. La realidad se fractaliza, se desglosa en partes más pequeñas indefinidamente pero con similares características, o se puede abordar desde infinitos puntos de vista, por lo que escribir sobre ella debe ser ejercicio microscópico. Poner nuestra lupa de aumento en un mísero aspecto de la realidad, con un concretísimo enfoque, al escribir sobre ella, es patente cuando uno pretende hincarle el diente a algo como la Eternidad. ¿Han visto como me justifico ante mi primer artículo? Bueno, sean indulgentes, que prometo hacerlo mejor la próxima vez.

YA TERMINO con una reflexión y con una cita, que considero una perla, una joyita. Los seres humanos han digerido, metabolizado, mucho mejor el concepto de mortalidad gracias al más extraordinario de los mecanismos biológicos; el maravilloso artificio les proporciona una promesa de eternidad y, potencialmente, de felicidad. Decía Bertrand Russell que… “para ser feliz uno debe sentir que forma parte de ese río de la vida, desde la primera célula hasta el remoto y desconocido futuro”. Las verdades son tales las pronuncie un premio Nobel o un dibujo animado: “Mira Simba, ahí está tú padre”-le espeta un simpático marsupial al que algún día será el “Rey León”, mientras éste contempla su reflejo en una charca. Y luego añade: “Él vive en ti”. Al margen de creencias de que exista algo después, la certeza de dejar algo de nosotros en el mundo nos reconforta. Nuestro alter ego se nos presenta como una reencarnación de nuestro yo, todavía en vida, con vocación de perpetuar y evidencia un cambio de concepto: colectividad frente a individualidad, nosotros frente al yo desnudo, plural frente a singular. Parece, como al principio del artículo, que he vuelto a confundir inmortalidad con Eternidad y en este caso no es así: Que el material genético de un individuo perdure durante milenios (dicen que uno de cada doscientos hombres vivos es descendiente de Gengis Kan) nada tiene que ver con la Eternidad científica, cosmogónica, pero si con nuestra subjetiva percepción de lo que significa ésta.

MUCHAS COSAS se han dicho de la Eternidad, todas imprecisas, algunas puede que hasta bellas. Me quedo con esta que reduce eones a fracciones infinitesimales, que transforma Eternidades relativas en insignificantes briznas de quarks en los océanos del tiempo:

Aproximación al concepto de Eternidad:

“Si una vez cada mil años, una golondrina pasara acariciando con sus alas la superficie de una esfera de hierro del tamaño de la Tierra, en el momento que por la erosión infinitesimal la esfera hubiera desaparecido por completo habría transcurrido el primer segundo de la Eternidad.”

J.P. Gortázar, teólogo..

(c) Raymond Gali, Noviembre de 2.005. Artículo cedido por la revista Tiempos Futuros Future Times.

.

NOTA DEL AUTOR:  Se me ocurren pocas cosas más tecno-frikis que disfrazarme de robot cuántico (presuntamente) inteligente y escribir un artículo delirante sobre la ETERNIDAD… así que en noviembre de 2.005 lo hice. Este artículo apareció poco después en la revista digital Tiempos Futuros Future Times, firmado por el robot Copérnico X.
.
 
Safe Creative #1103160018607
.

MÁS EN Raymond Gali en Facebook PINCHANDO AQUÍ

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

Oct 072010
 
HOY ME APETECE HACER ALGO ANALÓGICO: ¿ESTO ES MATRIX O LA DILIGENCIA?’
“Odio la realidad, pero es en el único sitio
donde se puede comer un buen filete”.
Woody Allen
 
MatrixJamonSerrano_RaymondGali
 

HOY ME APETECE hacer algo analógico”…me comentó un día un amigo. Analógico del griego y del castizo “desdigitalizado” que rima con desfasado, pero también con descastado.

LOURDES LLEGA a la reunión muy preocupada: ¿Vivimos en un universo digital o analógico?, me perpetra nada más conocerla. “No sé, chica, creo que ni pa’ti ni pa’mí: ¿cuántico? Ni caso, que estoy aquí de prestado. Todavía no he hecho el test, pero seguro que doy coeficiente intelectual de ácaro pequeño o protozoo espabilado. Yo, si te soy sincero, venía pensando si le he dado de comer a la burra o no, que es otra dicotomía de mucho más calado”

BEATRIZ, ME presta su cámara ¡de carrete! y me pide que robe el alma a todo el grupo. La cojo con dos dedos, como su fuera la mortaja de un leproso: “Qué asco, es analógica”. A Eva le mando un mensajito totalmente aséptico-nada comprometido-y me responde con una pregunta: “Con qué lavas tus SMSs? Con Perlán, claro. Antonio-adalid del chip-en una cena nos confiesa en un susurro, avergonzado, que su temporizador para la lavadora es analógico,  ssssh: Jesús le tapa los oídos a Isabel, su mujer, y pregunta: “¿Cómo has dicho que es el temporizador?

LA GENTE está inquieta. A unos les estresa la posibilidad que un día los bytes venzan a la materia. Otros ya se han rendido, como Hiro-Hito en la II Barbarie Global, capitulando de forma humillante ante la nueva realidad pintada con unos y ceros; Desayunan bytes y los trocean en bits para sus babosines, para que no se atraganten. Los niños estudian los prefijos: kilo, mega, giga, tera y peta antes que las preposiciones y adverbios y, claro, todo el invento tera, digo peta. Tus correos electrónicos son una inmortal prolongación de ti, y ya vienes predispuesto genéticamente a escribirlos (y a cabrearte con el spam) en el neo-cromosoma 24. Por ende, si no tienes e-mail eres un jodido Homo heidelbergensis, hereditariamente hablando.

-Neandertal, no mereces codearte con los homo-internetus. Vete a cazar o algo.

UN TERCER segmento social anda con su alma dividida poniendo una carta a Dios y un e-mail al diablo-GATES666. Y luego está Lourdes que se viene preguntando en el metro si esto es Matrix o La Diligencia, o lo que representa un buen jamón serrano, qué narices. ¿En qué peli vivimos? Pues Ns/Nc porque en ambos casos andamos a tiros. Quiero pensar que todo esto es el sueño de un dios, una especie de Gran Hermano Universal en el que unas entidades superiores se parten de risa ante la endeble condición humana.

EN ESE cosmogónico caso ya se encargarán esas entidades superiores de pasarnos de analógico a digital, como una cinta VHS a un DVD, más que nada porque-hay que reconocer-da mucho más juego. Hay días que soy una cinta VHS que chirría y a la que hay que darle al “tracking” para que se vea bien. Al menos no soy Betamax. Otros días me siento impolutamente digital. Según. La cosa tiene “cookies”. Bien, y aquí acaban las metáforas magnetoscópicas patrocinadas por soportes “3 ½” y no, como dice BF, no te puedo grabar “el internet” en un disquete. Para ello necesitas dos.

UNA MAÑANA, duda existencial, ante el Cola-cao:

-Mamá, confiesa: ¿me pariste o me descargaste de internet?

-Fue duro, no creas: por entonces el ancho de banda no era el de hoy en día. Lo hicimos con el decimonónico Napster, junto a una canción de Julio Iglesias en inglés.

-Gracias por tu sinceridad aunque, ¡joder!, ni siquiera con el eEmule. Espero que me pasaras el anti-virus antes de lanzarme al mundo, por las pandemias y tal.

MORALEJA: HABLANDO con este chico que ahora empieza, un tal Platón, nos preguntábamos si toda esa tecnología nos hace más felices. Él comentaba a través de sus escritos (no literalmente) : ¿Se cumple la ecuación: Más Comodidad+Más Divertimento= Más felicidad?

-Nu zé, es que estaba pensando en dar de comer a la burra… o no. 1 ó 0.

© Raymond  Gali, Noviembre de 2.005.
.
Safe Creative #1103160018607
.

MÁS EN  Raymond Gali en FacebookPINCHANDO AQUÍ

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.