Jun 232014
 

Portada2014_EmergerOK_2015NovelaCamino1_Tuits2

CAPITULO 1 >>

A Mamen

“Mi vida es mi mensaje”

Mahatma Ghandi

CitaProverbioJapones_OK

INTRODUCCIÓN

La noche más terrorífica que jamás habíamos visto nos sorprendió caminando. Una intensa lluvia inundaba de forma fantasmagórica los campos. La luna se adivinaba gótica detrás de las nubes que escupían sobre nosotros violentos truenos y relámpagos. En suma, una tormenta tormentosa y atormentante sobre esa carretera, con más curvas que Mónica Bellucci.

En medio de ese paraje infernal se recortó una figura en la oscuridad. Iluminados tan sólo por la luz de nuestra linterna y los fogonazos de los cielos comprobamos nuestro panel de control: el sentido común estaba en reserva y la coherencia totalmente a cero: le dimos un par de toques al indicador, que es lo que hacen en las películas para ver si rula o no rula. Rulaba indicando que nosotros… no. Ni de coña. La silueta cobro relieve al llegar a su altura: se trataba de una anciana paleolítica. Bajo un plástico, conducía su ganado al establo. Era tan fea que, como dice el chiste que corre por la red, sólo le guiñarían los ojos los francotiradores.

-Buenas noches, buena mujer…¿Dónde queda el albergue de peregrinos?

-Albergue no, buen mozo: estás en San Ninguna Parte, entre Nipajolera de los Arroyos y Niputaidea del Camino y aquí no hay de esas cosas. -Era su forma de decirnos que un poco más tontos y no nacemos.- Toma esta salida y pernocta en…la mansión.- Bueno, ahora te tengo que dejar que tengo hora para que me incineren y luego pádel. ¡Buen camino, guapetón!

¡Qué maja!: si llega a tener 85 años menos (y parecerse a Scarlett Johansson) nos casamos con ella.

AventurasPeregrinas_CapIntroducción

Más felices que un jamón de Jabugo y con la inconsciencia de los ñus que atraviesan el rio infestado de cocodrilos cantamos Victoria. De una antigua casa, salió al balcón otra señora mayor vestida de reina de Inglaterra del siglo XIX y nos regañó por llamarla sin motivo. Al fin localizamos la mansión modelo “Psicosis”. La espantosa casa de la película parecía a su lado una de regaliz. Teníamos ganas de una ducha caliente y lavar la acartonada ropa. Luego apañaríamos la mochila, “más desordenada que los juguetes de la niña del exorcista”.

Empapados ascendimos por los peldaños de madera. Al otro lado de la puerta sonaban unos acordes espeluznantes de un viejo órgano. Al entrar la pavorosa música dejó de sonar de forma abrupta. El conjunto de extraños seres que se apiñaban en las mesas del salón de recepción nos miraron con los ojos encendidos como brasas…

Al haber visto tantas películas del actor de acción Chuck Norris no nos costó demasiado hacer un rápido cálculo: en aquella sala existían 379 objetos con los que podrían matarnos, incluyendo la propia mansión (a “mansionazos”).

Inmóviles centramos nuestra mirada en el organista, sentado de espaldas a nosotros: iba a la moda noventera Britney Spears de pantalón bajo con más culo fuera que dentro. Aquel feo culo nos hizo sentir desasosiego y miedo; más incluso que todos esos hombre-lobo-vampiros, o lo que fueran.

Aventuras Peregrinas de un escritor peliculero - Raymond Gali_HombreLoboLycra

Todos nos miraban como nosotros miramos a un solomillo de cerdo al roquefort con patatas panaderas. Uno de esos seres, el que parecía el líder, acercó su flaca y casi extraterrestre figura hasta nuestra posición.

-Peregrinito: me gusta tu cinturón de gnomo.

Esto sí que nos cabreó: no podíamos consentirlo.

-¡Maldita sea! No es de gnomo:… es de troll.

Entonces, miró a un mafioso salido de cualquier película de Tarantino que se arrellanaba en un tresillo de skay, y le hizo una seña. En su mano la derecha enarbolaba un machete del doce. En la izquierda, un pistolón. Tenía que tomar una decisión y eligió el método más científico que conozco:

-Pinto, pinto, gorgorito, saca las cabras en veinticinco, ¿en qué lugar? En Portugal, ¿en qué calleja?, la moraleja…

00Mafioso_MasterCard

* * *

RAY: ¿¡Pero qué estás haciendo!? Tus ansías por contar todo lo ocurrido han desbocado tu mente: ¡estás mezclando todo en un sofrito caótico! Para el carro y comencemos la historia en orden cronológico.

MON: Pero, yo sólo quería…

RAY: ¡Cállate y hazme caso! Termina este ridículo capítulo de Introducción con una pequeña entradilla retrospectiva que explique por qué decidimos hacer el Camino de Santiago. En el Capítulo 1, empiezas contando la historia desde el principio.

MON: ¡Joer! Venga, vale. ¡Arrancamos!

* * *

La sombra del helicóptero eclipsó nuestra remota cabaña. Nos habíamos retirado del mundo cruel a contar ornitorrincos. Dos tipos trajeados, enviados por la Agencia, descendieron de la aeronave. Se podían haber ahorrado el viaje: nuestra respuesta volvería a ser no…

-Pero el mundo le necesita. A usted y a su circunstancia.

Nuestra circunstancia abrió la boca pero nos adelantamos:

-He dicho que no.

Al adivinar sus intenciones decidí emitir un tuit flotante y disuasorio:

Aventuras Peregrinas de un escritor peliculero - Raymond Gali_00RetuercenTestículos

Tras leerlo se miraron en silencio y devolvieron las tenazas al estuche.

-Sus superiores aseguran que fue el mejor… El mejor del mundo contando ornitorrincos. En esta misión sólo tendría que encontrar un…ser. Y luego, si quiere, contarlo.

-Los bichos raros son lo mío: una vez me encontré al verdadero Godzilla camuflado en unas migas alcarreñas. ¿Qué criatura…?

-Un unicornio fucsia… Mitológico pero igual de absurdo

-Esa quimera legendaria sólo vive en la imaginación de algunos.

-Entre nebulosas, en la habitación acolchada, afirmó que existían.

-Ya se lo dije al coronel: mi respuesta es no y dos veces no.

-Pero reconozca que sus “nos” son escuálidos y de mala calidad, como de mercadillo o de los chinos. Y además, la expresión es “no y mil veces no”.

-Es que hablo con 500 veces menos convicción ¿Dónde…?

-En España: Ha sido divisada una criatura en la Ruta Jacobea.

Tras escucharlo quedamos pensativos…

…Albariño, pulpito, vieiras, empanada, pimientos, tarta de Santiago…

-La misión, encontrar ese ser… vintage  podría ser peligroso: ¿Armas disponibles?

-Bastón anti-aliens. Y como escudos, su camiseta de Queen -señaló la urna ignífuga suavemente iluminada-, y los comprimidos Melarinflanflinfla 5 mgr con esencia de ommmmmmmmhhh-nina…

-…y nuestra fiel memoria peliculera…

-¿Nuestra, señor? ¿Ha dicho nuestra?

-Sí, eso…HEMOS dicho. Vamos’pa’llá: LOS DOS.

 

Los agentes se miraron perplejos.

Nosotros también.
AmazonAzulOk

¿No te convence? ¿Por qué no te lees el CAPÍTULO 1 ?

Enlaces de Interés:

Plagiándome a mí mismo:

  • Si el texto te gustó, por favor,  recomiéndaselo a 600 amigos: http://www.raymondgali.com/blog/?p=1. GRACIAS.
  • Si el texto no te gustó , por favor, recomiéndaselo a todos tus enemigos y machácalo sin piedad por ahí. Si te ha parecido superficial, frívolo y bastante imbécil quizás te guste lo que escribí como terapia para superar mis propias y absurdas aventuras peregrinas (o viceversa): lo más opuesto del mundo.H&E >>>AQUÍ!
  • Si el texto te resultó indiferente, por favor, recomiéndaselo a todos tus conocidos… a la espera que terminen en la primera o segunda categoría. 😉

SIGUE A RAYMOND GALI EN:

LogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

May 232014
 
Aventuras Peregrinas de un escritor peliculero - Raymond Gali

SI NO LO HAS HECHO ¡LEE PRIMERO…  <<CAPÍTULO ANTERIOR (Introducción)!!       CAPÍTULO (2)>>

CAPÍTULO 1 – MADRID KM O

RAY (RAcional): ¡Puta memoria! Nos engaña: Borra o desdibuja lo jodido e idealiza los buenos momentos.

MON (eMOcional): A pesar de eso, intentaremos reproducir fielmente lo que sucedió. Allá voy:

CUATRO de agosto de 2.0XX, seis a.m. Solos, inconscientes, saltamos al vacío… ¡sin ni puñetera idea de lo que nos esperaba!

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali -ConsejoPeregrino1_No Dependas de la gente

R: ¿Fielmente? JA. Tu objetividad es más insignificante que la vida sexual de una calcomanía de Heidi. Recuerda lo que has escrito en el capítulo de Introducción…

M: No empecemos. ¡Cállate y déjame arrancar con la narración!

En el descansillo de la escalera, a punto de empezar la aventura, acariciamos el logotipo de QUEEN de nuestra camiseta rockera

M: ¡Nos traerá suerte!

R:  Ya, muy científico.

Ya de camino al tren, con un viento en contra de doce nudos:

M: Al volver y tras mil aventuras, podremos subastar en nuestra resudada camiseta…

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Camiseta Pop-Rock Protege de Gilipolleces

R: Mientras eso… jamás suceda a lavarla a diario: Los antiguos peregrinos pasaban meses sin lavarse: llegaban pétreos a Compostela.

M: ¡Puagg! Oye, a lo mejor en la antigua China hicieron así a los soldados de Siam, con moldes de peregrinos.

R: O sea que al final no era terracota.

El caso es que aquella mañana habíamos desayunado huevos con bacón, tostadas, zumo, y cuatro de esas barritas…

R: ¡Para el carro y ve al grano! ¿Qué quieres? ¿Deprimir ya de primeras a todo el mundo? ¿Suicidios colectivos?

M: Ok. Reescribo…

Cruzando el puente para acceder a la estación, decidimos que nuestra misión secreta había comenzado oficialmente.

R: No sé si será la historia más grande jamás contada, pero probablemente sí una de las más absurdas.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Peregrinos De Siam Terracota

M: ¡Es el momento: ¡Pongamos música épica! Sí, que posea un toque místico, como la banda sonora de la peli Gladiador, ¡Ray-Mondiator!

R: Ridículo: Suena a pela tubérculos del teletienda.

Accediendo al andén íbamos a tener el primer choque contra la realidad.

Un tipo esperaba el tren: mediana edad, moreno, pelo largo. Al vernos hablar… con nosotros mismos nos miró con la misma cara de desprecio que Robert de Niro a Nick Nolte en una escena del Cabo del Miedo.

ROBERT: Pringado de mierda…

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Cabo del Miedo_Abogaadooo

Después, escupió a la vía como diciendo “que te follen”. “Ojalá” pensó Mon y después le sonrío de forma estúpida bajo el cabreo de Ray. Para acojonarle y callarle la bocaza extrajimos de nuestro estuche de frases preparadas una de Clint Eastwood en el Sargento de Hierro:

RM: “Desayuno alambre de espino y meo napal”.

ROBERT: Ja. ¡Ay, el bueno de mi amigo Clint!: jodió el revestimiento de cobre de kilómetros y kilómetros de tuberías, de tanto mear napal.

Nos desconcertó tanto que tuvimos que poner punto en boca nosotros. En dos minutos llegaría el tren.

R: Al ir de peregrinos por la vida nos creíamos dentro de un aura protectora; todo el mundo nos trataría con cariño y solidaridad.

M: Ja. Ni de coña. Menuda leche que nos hemos dado desde el guindo. ¿Qué puede tener un hombre tan borde en la cabeza?

R: “Todo menos caspa”, supongo.

El tren llegó y, cargando con nuestra pesada mochila, trepamos vigorosamente hasta el interior de su panza. R & M seguían debatiendo:

M: ¿No crees que el Robert de Niro ese estaba demasiado embrutecido ya de mañana?

R: Quizás es un trozo de pan y está bajo los efectos adversos de algún medicamento.

M: Quizás se ha pasado con la dosis del jarabe de la tos.

R: Sí, claro. Creo que Adolf Hitler se metía lingotazos del jarabe Bisolvón, y de ahí su ‘mala follá’: “Ay, lo siento: monté sin querer el Tercer Reich tras una noche de antitusivo.”

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Hitler Bisolvon

Caminando por el vagón hasta encontrar asiento Ray protestó:

R: No quiero discutir pero, ¿cómo eres tan cabestro haber metido 17 kilos en la mochila?

M: Ahora me dirás que todo este sarao, toda la aventura en realidad consiste en un ejercicio de austeridad y optimización.

R: Esto es un ejercicio de austeridad y optimización, so cafre. ¿Te has pasado tú con la dosis del Absurdol?

El tren de cercanías nos trasladó a una de las grandes estaciones de la capital. Una vez allí aprovechamos para tomar un tentempié: galletas, según la etiqueta…:

“Sin azúcares, ni gluten, ni colesterol, ni lanolina, ni sal, ni nada. En todo caso -pero muy remoto- algún chopito que justo pasara por allí”

M: Sabían menos que un holograma.

R: No comas nada que sepa menos que el cartón de la caja que lo contiene. Seguro que era más cremoso que las galletas.

En medio de la gran estación andábamos despistados. Lo peor, arrastrar la mochila que…

M: ¿17 kilos? Pues parecen una tonelada.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali -Mochila Grande_NoDVDColonoscopia

Cómo no teníamos ni repajolera idea de hacia dónde tirar realizamos un placaje de rugby a una persona que pasaba:

-Por favor, ¿el convoy a León?-La mujer era bizca. Un ojo apuntaba a las gallegas islas Cíes y el otro a Almuñécar.

-Por allí? dijo estrábica, moviendo levemente la cabeza hacia arriba. ?Y desapareció.

M:  Podía haber señalado con la manita.

Tardamos diez minutos más en dar con el andén correcto. Una vez en él, irrumpió en escena, en la lejanía, el destartalado tren. Como estableció Ray, una de las consignas sería la de la austeridad. El ferrocarril era de 3ª categoría, antiguo de narices.

M: Además irá bastante petado de gente…. o eso parece por la multitud que se hostia en el andén.

R: ¿Pero qué le ha dado a la gente hoy? Por cierto, el trasto trenero no es de carbón de milagro.

M: Al menos no está previsto que nos ataquen los indios, como al general Custer.

R: Coche 4, es el siguiente.-Señaló nuestro lado racional.

Mientras subíamos pensamos que nosotros también teníamos intención de morir con las botas puestas.

R: Con lo descoordinados que estamos ambos…vamos a estar tan perdidos como Wally, el de “¿Dónde está Wally?”

M: A lo peor, desesperados, terminamos para siempre en un bosque asturiano.

R: Cuentan el caso de un peregrino madrileño perdido que sobrevivió tomando setas alucinógenas.-Dijo Ray mientras comprobaba el número de asiento en el billete.

M: Pues encontrarse no sé…pero se tuvo que echar unas risas… ¿Qué fue de él?

R: Seis semanas después, unos científicos chilenos lo localizaron en las antípodas. Llevaba una sonrisa que le daba dos vueltas. Lo primero que dijo es que se sentía allí, en el Polo Sur, como en casa…

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Peregrino Madrileño Alucinado

M: ¡Joder! Ya me estoy poniendo nervioso. ¿Y si sólo estamos capacitados para quedarnos en Madrid jugando a la petanca?

La cola de gente que avanzaba por el pasillo fue poco a poco disipándose. Cuando lo hizo del todo comprobamos con desolación…

M: Nos ha tocado un asiento al lado de ese señor entradito en carnes, un poco monovolumen.

R: Pues tendremos que encajar nuestras lorzas entre las suyas y los treinta y cinco centímetros escasos hasta la ventana.

Una vez embuchados descubrimos, enfrente, a sus dos clones-células hijas. Ríete tú de las criaturas del inframundo.

R: Su aspecto es ciertamente inquietante.

M: Hay algo en ellos que me da mal rollo. ¿Demasiado conjuntados?

R: Bueno, piensa que van a ser tan sólo cuatro horas y media.

M: Sí, yo también te quiero.

Intentamos pasar desapercibidos, mimetizándonos con el mobiliario dieciochesco trenero. No tuvimos éxito. Esas crías de australopitecus escudriñaron con asco nuestras pintas peregrinas. Luego le exigieron a su padre una güija y una biblia satánica para jugar.

M: Siempre podremos hacerles un exorcismo.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Zombies lejos de los Acelerador Partículas

R: O si se ponen farrucos amordazarlos y conectarlos a una trampa explosiva. Sincronicemos nuestros relojes.

M: Me temo que las modelos veinticincoañeras sudorosas y despampanantes no viajan en esas cafeteras de posguerra.

Concienciados de la dura realidad y con idea de escapar de ella rebuscamos en la taleguilla que nos había prestado para el Camino nuestro cuñaaaaaooo. De ella extrajimos nuestro flamante ejemplar de la novela Cien años de soledad.

M: Otra cosa es que nos dejen leer estos zombis vivientes que nos tienen sitiados en nuestro asiento.

En ese momento el tren hizo un ruido horrible. Arrancaría o se desintegraría en breve.

Hablando de veinticincoañeras con patrones griegos de belleza… Contra todo pronóstico, irrumpió en el vagón una morenita muy guapa, nos dedicó una sonrisa y se sentó cerca nuestra. Se trataba, nada más y nada menos de…¡la chica del tren!, nuestro primer animalito del bosque del Camino de Santiago.

M: ¡La leche!

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Modelos Despampanantes Viajan en Aviones

Entonces tuvimos un flashback que nos retrotrajo a 1.978:

Un mini-yo destrozaba unos columpios con los amigotes. Acto seguido, una preciosa niña de siete octubres apareció en escena debajo de sus bucles azabache. Nos dejó agilipollados durante años. El saldo: un amor asquerosamente platónico. Ni un beso en la mejilla, vamos.

Descubrimos que los columpios eran de atrezo, el micrófono colgando de lo alto de la escena: Todo era una trampa de nuestra memoria. Volvimos. La hostia fue grande: cuando se disipó la neblina apareció un primer plano del niño poseído lamiendo un helado, goteando sobre nuestros pantalones.

M: A su lado, el Muñeco Diabólico Chucky parece la Barbie Rapunzel.

Todo sucedió bajo la delictiva pachorra de su progenitor-célula madre.

M: Es muy fácil incubarlos en vainas y luego pasar de ellos.

R: Sé lo que piensas pero la chica está más que descartada como objetivo militar; venimos en plan místico-modalidad ommmmmh.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Chandler Friends Pringado con las chicas

M: Por una vez, totalmente de acuerdo: ni se me ocurre, pero admite que parece muy simpática. Parece totalmente homo sapiens sapiens.

R: En los tiempos que corren eso ya es un lujo -indicó Mon mirando de reojo a los pequeños neandertales malignos.

M: Tranquilo: no montaré el numerito de la última vez para impresionar a una chica. Aunque aquello lo hice…con cabeza.

R: Ya. Nadie puede comer 50 huevos ni partir con la frente varias barras de hielo apiladas. Es lo de más patético que he visto… Digno como mínimo de pringado de serie de TV.

Miramos el reloj: eran las 9:03:07 de la mañana. Sin necesidad de tomar prisioneros ni secuestrar el vagón, ni nada, el tren se puso en ese momento en marcha.

M: Rumbo a lo desconocido. No te pongas nerviosete.

R: Resignado a perdernos por las españas…¡habrá que divertirse!

Allá afuera, en el cercano futuro nos esperaban cosas fascinantes, personas singulares e incluso ¡cyborgs!

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Terminators Cariñosos

Éramos conscientes que mil peligros nos aguardaban: ríete tú del invierno nuclear, del Sitio de Leningrado e incluso de rectificar una declaración de la Renta ya presentada.

Entonces sucedió: experimentamos algo inaudito, una especie de salto mental hacia el futuro, un flashforward.

…nos vimos atrapados en el famoso camarote de los Hermanos Marx, vimos mafiosos escapados de películas de Tarantino haciendo tetris con muertos, nos vimos investigando cual CSI una habitación de hostal mugriento, vimos un hotel 7 estrellas…

Tras recobrarnos…

R: Esto ha sucedido porque el muy tonto debe estar celoso de que su hermano simétrico, el flashback, haya irrumpido en nuestro cerebro como elefante en cacharrería.

M: Pos vale, si tú lo dices… ¿Has visto lo mismo que yo? Joder, parece muy peligroso. ¿Y si la cascamos en el intento?

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - FlashForward

R: El escritor P.J. O’Rouke, hablando de la teoría de la evolución de Darwin decía que unos mueren para que otros puedan evolucionar. Si no seguiríamos siendo amebas y para comer cosas tendríamos que rodearlas primero con el culo.

M: Con lo bonito que es comerse un cocido de forma convencional.

R: Precioso. Quiero decir, que en el Camino, buscando ese bicharraco fucsia…o palmamos o volvemos hechos unos hombrecitos.

Mirando por la ventanilla nos quedamos pensativos. Atrás quedaba la madrileña estación de Chamartín.

Estábamos convencidos que las escenas que vimos sucederían en breve.

Safe Creative #1401170001504

AmazonAzulOk

<<CAPÍTULO ANTERIOR (Introducción)!!       CAPÍTULO (2)>>

Enlaces de Interés:

 

SIGUE A RAYMOND GALI EN:

LogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

May 222014
 

 Portada2014_EmergerOK_2015NovelaCamino1_Tuits

SI NO LO HAS HECHO ¡LEE PRIMERO…  <<CAPÍTULO (Introducción)!

<<<<CAPÍTULO ANTERIOR (1)                                      CAPÍTULO SIGUIENTE (3)>>>>

  En el capítulo anterior dejamos a nuestros (anti)héroes Ray-Mon a bordo de una cafetera que con un poco de suerte les llevaría a León. La (descabellada) idea era empezar su epopeya peregrina desde allí y tirar hasta Compostela. 
 

CAPÍTULO 2 – MADRID-LEÓN 333,333 kms

Algún inconsciente debió echar carbón en horno de la locomotora pues aquella tren cafetera se puso en marcha rumbo a León. Que todo explotara era cuestión de tiempo, pero mientras tanto, ¡¡el reprís del arranque fue tan brusco que nos barajó todo por dentro!! Nos dolieron partes del cuerpo que no sabíamos ni que existieran.

MON: ¡Buffff!

RAY: Esto me recuerda a nuestras clases de yoga, no por el dolor, por nuestra ignorancia.

MON. Síiii, nuestra profa citaba partes del cuerpo extrañas, ajenas y misteriosas para los hombres: caderas, suelo pélvico, glúteos. ¿¿??

RAY: Eso es. Además, con evidente saña, nos daba complejas instrucciones para que hiciéramos cosas entre ellas y con otras más[1]:

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Clase Yoga

Al minuto de partir la cafetera se metamorfoseó en coctelera y todo el pasaje comenzó a vibrar violentamente. Las tuercas que anclaban los asientos al suelo del vagón se empezaron a aflojar.

M: Es como si nos hubieran metido por salvasealaparte un consolador y luego enchufarlo directamente a la catenaria del tren.

R: Ya, claro, sin transformador. Una especie de conecting people pero que no te conecta con los demás, sino contigo mismo.

M: Lo has pillado.

R: ¡Cállate! El viaje ha comenzado: nos movemos…incluso hacia delante.

Parecía que la cosa se había estabilizado…relativamente. El trayecto hasta León era larguito así que primero activamos nuestro blindaje secreto anti-contingencias.

M: Ommmh.

Luego nos centramos en nuestra novela, en Cien años de soledad. Sin embargo, poco duró la paz. A poco de salir de la Comunidad de Madrid todo se transformó en una jaula de grillos. Sin previo aviso invadieron el vagón una legión de gays, modalidad locaza irreductible.

M: Parecen extranjeros y muy gracios@s, me parto.

Entonces nos sitiaron a nosotros y a la chica guapa, montando un guirigay de tres pares de narices.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Guirigay

R: Este vagón y sin permiso de la Metro-Goldwyn-Mayer se ha transformado en el Camarote de los hermanos Marx… y dos huevos duros.

La chica se integró con ellos y su afilado ingenio. Durante cientos de kilómetros y al margen del aquelarre intentamos sin éxito concentrarnos en la lectura, hasta que bajaron del tren.

M: Esta gente tiene más plumas que todas las granjas avícolas de China. Tienen más ganas de conecting people que el móvil 69HOT.

R: De momento seguimos en nuestra acera. No tenemos previsto pasarnos al reverso tenebroso (¿o divertido?) de la fuerza. ¿No, Mon?

M: Tontín: si les vamos a echar de menos. ?Pensamos mientras veíamos a través del cristal cómo nos tiraban besos desde el andén.

R: Es verdad que eran mu majos.

Nuestro macilento vecino de asiento había permanecido imperturbable al paso de las hordas gays, cual estatua de mármol. El cabrón no movió un músculo mientras volaban objetos por encima suyo, gritos, chistes y demás parafernalia histriónica; claro, él tenía un Máster de Posesión Demoniaca. Ahora sólo había que esperar que la lluvia de siglos le fuera cubriendo de hiedra.

M: Mira: sus monstruosos retoños están coyunturalmente neutralizados: habían caído fritos.

R: Una pena, pues la batalla entre las dos facciones hubiera sido de lo más friki.

M: Temo el fatídico momento en el que las bestias despierten. ¿El monstruo japonés Godzilla? ¡Bah! Un aficionado en el oficio de sembrar el terror y la destrucción.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Morzilla

Un anciano que se subió en Ávila sentose al lado de la chica guapa. Eligió a su víctima cuidadosamente así que, tras chascarse los dedos, le calentó la cabeza a la pobre durante 300 kilómetros.

R: En un ejercicio de crueldad sin igual, ha comenzado a soltarle sus batallas pero sin anestesia…, y de paso tirarle un poco los trastos.

M: Pero su amor es imposible.

R: En efecto: Ana, 25 primaveras y él 87 y la próstata como una pelota de baloncesto.

Al cabo de un rato Ray, más maquiavélico que su ying habló, dirigiéndose por primera vez a ella:

R: Ana: me sé toda tu vida, obra y milagros. Tus amiguitas locazas ya se han encargado de difundirla a los cuatro vientos.

Ella, como había vaticinado Mon, era muy simpática y vio nuestro gesto como una tabla de salvación ante el vejestorio plasta. No obstante, la jovenzuela ya se bajaba en la siguiente estación.

R: ¡Ahora!

Entonces, realizamos un rápido movimiento, aprovechando la confusión de la despedida: armamos el brazo como Larry Bird en la final de la NBA de 1.984 contra Los Ángeles Lakers, endilgándola una tarjeta nuestra.

M: Quizás ella hubiera preferido un nolotil.

El abuelo cebolleta le había puesto la cabeza como un bombo, hasta el punto que hubieron de empujarla varios pasajeros para que saliera por las puertas.

M: Adiós. Pásatelo de lujo: ¡ya eres libre!

Ana, la chica del tren, primer animalito del bosque del Camino. Qué tía tan maja, leñe.

En dicha estación también bajaron el señor gordote y sus células-hijas. No nos dieron el viaje, como habíamos temido.

M: No ha hecho falta contraatacarles con un PDF cargado por Hacienda con las instrucciones para rellenar el modelo 390 del IVA. Ya lo había desenfundado.

Tras desaparecer la chica de la escena, decidimos contarle nuestra ruta al hiperprostático vejete.

R: En justa represalia vamos a calentarle la cabeza nosotros a él:

RAYMON: La idea es atravesar-desde la capital-las montañas leonesas coronando el puerto de Pajares.

Y le torturamos con todo lujo de detalles intrascendentes. Él conocía la zona, era de un pueblo perdidísimo de por allí, de los que salen en las noticias de la 2ª cadena. Tras nuestras palabras nos miró como si nos hubiéramos esnifado todas las fábricas de pegamento Locktite.

PROSTATE-MEN: Eso va a ser muy duro, jodío.., JODÍO.., …JODÍO…

Nos enterneció el epíteto cuya fuerza expresiva consiguió generar eco por todo el valle que estábamos atravesando. Dicho eco, como era criado en valles verdes y sin pesticidas era de alta calidad, así que contestó:

ECO PREMIUM: “LO LLEVAS CRUDO, LO LLEVAS CRUDO,…”

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - EcoQueOpina

Su inquietante advertencia la colocamos en nuestra estantería neuronal de “cosas que sabemos pero no queremos saber”. Para eso Mon tuvo que amordazar a Ray. Como nos sobró cinta americana le tapamos también la bocaza al viejales.

Comenzamos a vislumbrar la capital. Sobre las 13:31:23 (aprox.) llegamos a León de una pieza o, para ser exactos, de dos.

M: León: Tierra de pasado glorioso; reyes y reinas, grandes batallas.

R: Sí, su historia casi se palpa en el ambiente, pero arranquemos.

Nos enchufamos la mochila-roulotte con la idea de dirigirnos al Hostal que habíamos visto por internet. En el primer semáforo coincidimos con otra chica de unos 30 años. Al ver su indumentaria pensamos que…

RAYMON: ¿Peregrina?

LUCÍA: No, vengo de hacer rafting en el Pirineo.

RAYMON: Jorrr,    que     bien      te     lo       montas.

Cruzamos juntos el paso de cebra

LUCÍA: Era eso o ponerles palos en las fauces a los cocodrilos del Amazonas pero necesito ambas manos para terminar mi tesis. En el Camino, también puedes vivir la Aventura.

Era bióloga pero en unos meses, se largaría a Nueva Zelanda a dar clases de español a los Hobbis. Allí cobraría una pasta, a casa puesta. Pequeña, claro. Mon habló en voz alta y Ray le replicó del mismo modo:

M: Ray: ¡Qué espabilados algunos! ¿Por qué no somos nosotros somos de los que se tiran en paracaídas en grupo o…?

R: ¡Cállate!

M: ¡No! ¡Cállate tú!

Tras el patético espectáculo, y a la altura ya del templo, la chica huyó apresuradamente. Ya abducidos no nos importó:

M: ¡La leche!

R: Sí, la soberbia construcción es perfecta.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - CatedralPVCIndigno

Al fin llegamos al hostal de media estrella. Dos y cinco de la tarde.

RAYMON: Hola.

ENCARGADA:       .

La encargada, señora de mediana edad y escote del doce, movió los labios detrás del mostrador pero escuchamos nada.

R: Quizás es por el efecto electromagnético de su escote.

M: ¿Y por eso los sonidos que emite no nos llegan al cerebro?

RAYMON: Hola. -Repetimos esta vez intentado leer lo que decía su boca. Entonces lo entendimos.

R: El problema es que ella tiene la voz extremadamente aguda…

M: Y nos hemos dejado el radiotelescopio en Madrid.

R: Eso es y, ¿cómo alquilar a esas horas un delfín en pleno León para que nos haga de intérprete con su sónar?

ENCARGADA:      . –          ¿           ?-”Hola. ¿Tiene reserva?”-Habíamos leído.

RAYMON: No.

ENCARGADA:               .                      -”No importa. Déjeme su DNI”

M: ¡Buff! ¿Has visto qué cutre es el hostal? ¿Qué trastorno de personalidad tendrá el que le ha puesto el nombre?

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Hostalucho_Escritores

Al entrar en nuestra “suite” detectamos que la colcha del camastro estaba relativamente sucia pero sin llegar a estar acartonada como la mortaja de un leproso, lo cual era de agradecer.

M: ¡Oh, divina providencia! Agradecemos que el grado de insalubridad no llega a la categoría de pandémico. ¡Oh, gracias!

Sábanas correctas pero demasiado gruesas, de contrachapado. Bellas vistas a un conducto de ventilación.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - ConsejoPeregrino2

Como siempre que llegamos a un hotel Ray empezó a mirar la ruta de escape caso de incendio: no existía. De forma súbita…¡Otro flashforward!  Este segundo salto mental al futuro nos suministro impactantes imágenes de algunos los mugrientos lugares donde pernoctaríamos:

¡Nos vimos en la litera de una cárcel más antihigienica que un wáter de Kandahar!, ¡En un tugurio inmundo que tuvimos que esterilizar con desinfectantes industriales!, ¡Durmiendo en el suelo en una cárcel…!

Los “recuerdos futuros” se desintegraron. Tras recobrar la verticalidad mental decidimos que aquel hostalillo de media estrella de mierda parecería el hotel ese de Dubai de 7 estrellas… comparado con algunos de los ámbitos que nos esperaban…

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - AlbergueVIP

Nuestro lado racional dispone de una lámpara de luz ultravioleta como los de CSI, por si acaso hay que investigar algo; le gusta pensar que está preparado para todo. Después de comprobar…

M: ¿Ha encontrado algo mister cuadriculeision?

R: No, no…, no quieras saber. La ignorancia supina y lerda, en algunos casos es beneficiosa.

M: Vale, no quiero saber…

R: Basta con que no preguntes ni enfoques la mirada sobre nada de lo que hay en esta habitación,…ni en ningún punto de la habitación en sí. Y no toques nada, por favor, que tus manos las mías. Sólo te puedo decir que no estamos solos.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - CucasAsco

Haciendo medio caso a nuestro siamés opuesto, nos tiramos sobre la colcha y…¡horror!

R: ¡Vaya! Nos hemos quedado dormidos. Esto ha sido una siesta olímpica. Espero que no nos sancione el Comité Olimpico Internacional por practicarla sin persianas bajadas, sponsor y orinal.

M: Bueno, tranqui. Por cierto, todavía no hemos comido. Me jamaría un hipopótamo a la plancha relleno de crema pastelera.

R: Pues que espere el bicho: son las siete menos cuarto de la tarde, así que ¡corriendo a ver la catedral justo antes de que cierren!

M: Pero…

R: ¡Cállate!

Tras visitar la joya gótica a matacaballo nos tuvieron que echar: la maniobra de Mon de hacernos la gárgola fracasó. Luego fuimos a Casa Botines, precioso palacete de Gaudí donde había una exposición de arte moderno…

Mon aprovechó y, sin que los aseguratas le vieran, mordisqueó unos espaguetis que formaban parte de un collage (M: Me ha faltado la salsa boloñesa pero estaban ricos). La obra cumbre de la exposición era un gato remuerto y putrefacto metido en la jaula de un canario.

R: No siempre los cadáveres putrefactos están fuera de lugar: en una multinacional coreana le dio un jamacuco al presidente del consejo de administración y se quedó seco sobre su sillón.

M: ¿Qué pasó?

R: La Junta decidió por unanimidad dejarle allí mismito. Seis meses después la compañía registro un crecimiento del 26% respecto del anterior. Las no-decisiones del interfecto fueron la clave de su éxito.

M: Sin embargo, este pobre animal muerto sí está fuera de lugar en una exposición. Al artista y a los responsables no los torturaría por maltrato animal, insulto a la inteligencia y robo flagrante de tiempo…

R: …Salvo encerrándoles con su propia y putrefacta obra.

M: Eso iba a decir.

R: “Arte moderno es comprar una pintura para tapar un agujero y decidir que el agujero queda mucho mejor”, dijo un autor anónimo.

M: Anda, Ray: vamos a pillar algo de comida, por favor.

De vuelta al “Hilton” paramos en un supermercado Nisupu para comprar unos sándwiches y bollos a cascoporro…

M: …Con mucho colesterol, pero del malo, por favor- Además, compramos chocolate, un frasco de pimientos de padrón y sí, un litro de gazpacho: ¿pasa algo?

Al llegar al hostal vimos que la encargada hablaba con unos tipos del Este de aspecto alarmante. Chapurreaban una jerga ininteligible y vimos que trapichearon dinero con la mujer… y lo que me parecieron lindezas: discutieron. Lo supimos por los gritos de ellos y porque ella rompió todos los objetos de cristal con los ultrasonidos que salían del fondo de su garganta.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - AmoAlDemonio

R: Imagino que el problema será que la habitación asignada es demasiado pequeña: allí no cabrán los cadáveres de la gente que se cargaron hoy y de la cual todavía no se han deshecho.

M: Quejicas: troceados cogerían holgadamente en el armario y la nevera del mini-bar.

La encargada buscó la llave de nuestro cubículo y nos cobró la noche. Nuestros compis de hostal nos recordaban a los capos descuartizadores de la peli Cerdos y diamantes (o de cualquiera de Tarantino).

R: Al menos tendrán la delicadeza de deshacerse de los muertos echándoselos a los gorrinos.

Al despedirnos de la mujer-quasar vimos que un miembro de la banda estaba sentado en un sofá de skay negro que había en el recibidor. Tenía la frente ensangrentada, cuchillo en mano, pistolón en la otra. Supusimos que estaba decidiendo, (con el científico método del pinto-pinto-gorgorito) con qué arma nos asesinaría esa noche. En otras circunstancias estaríamos agobiados. Sin embargo en esa ocasión nos acercamos y le dimos las buenas noches con un besito maternal en la frente –por desconcertar-antes de encarar el largo pasillo.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali -Mafioso

M: Estamos imbuidos del espíritu del Camino. En cualquier caso, si nos atacan, podemos obligarles a comerse alguno de los pimientos de padrón que más piquen.

R: Yo te entiendo, Mon. Que sepas que mañana -en el caso remoto que sobreviviéramos- nos esperaría la primera jornada del Camino Primitivo, que creo es de 36 kilometrazos. Se supone que pasamos de todo pero nos adentramos en lo que será una noche toledana.

M: Qué lástima no disponer de un ejército conformado por dos divisiones invencibles: los gays histriónicos de neutrones y los niños de destrucción masiva del tren.

R: Así podríamos lanzar una ofensiva contra ellos. Ahí ya no serían tan gallitos. ¿A ver quién descuartizaba a quién?

Pero Mon ya levitaba a diez centímetros sobre la cama.

M: Ommmmh.

[1]  “…Mantened así generad tensión en el conjunto mientras acopláis el escafoides. Mantened ahí…y acunar todo, como si bailaran un vals, hasta culminar en el shock anafilático, ¡genial! Venga, ¡¡que quiero ver todos esos shocks bien shockeados!! Ahora quiero que con el músculo sacro-iliaco os saquéis un moco de uno de los ventanucos de la nariz. Cogeros el reflujo endogástrico y, con suavidad, vais pintando letras con ácido clorhídrico hasta formar las palabras N.E.W Y.O.R.K. o el nombre de su pueblo con tal de no salirse demasiado del esternón…”

Safe Creative #1401170001504

AmazonAzulOk

<<<<CAPÍTULO ANTERIOR (1)      CAPÍTULO (3)>>

Enlaces de Interés:

 

SIGUE A RAYMOND GALI EN:

LogoTwitter150x75Raymond Gali en Facebook

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

 

May 202014
 

Portada2014_EmergerOK_2015NovelaCamino1_Tuits2

¿Qué no has leído primeros capítulos? ¿Cómo osas? Pincha: (0) (1) (2) , y que no se entere nadie. 

 <<CAPÍTULO ANTERIOR (2)                             CAPÍTULO SIGUIENTE (4) >>>>

En el capítulo anterior dejamos a nuestros anti héroes Ray (Racional) y Mon (Emocional) al borde de convertirse en comida para gatos. Intentaban sobrevivir en un hostal de 5ª categoría de León, lleno de mafiosos del Este.

LEÓN-LEÓN 22 KMS (¿EEEH?)

Mon ya levitaba a diez centímetros sobre la cama.

M: Ommmmh.

Ray se duchó con su esponja fungicida y desparasitante homologada por la NASA. Concienzudo, raspó cada centímetro2 de piel, tomó muestras e introdujo en frascos etiquetados. Enfundó sus guantes NBQ (Anti-Nuclear-Bacteriológico-Químico), se puso las rodajas de pepino reglamentarias y aplicó su mascarilla de guacamole facial.

M: Rrrrrrrrgggggggghhh

R: Este ya ronca en varios idiomas pero con subtítulos desactivados.

Ray cenó ligero, también dobló y se fue a soñar con su compañero de cerebro. Pero pocas horas después…

M- Ando “más desvelado que el burro de Juan Valdés”. ¿Qué hora es?

R-¡Ya te vale! Son las 4:07:26 a.m. En algo más de dos horas empezará el baile. Día D, hora H de salida sería las 6:30.

M: La gilipollez G sería perdernos el primer día. Anda, pásame la guía que compramos. Quiero echarle un vistazo.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - GuiaTorquemada

R: ¿No me digas? No pierdas el tiempo, ya la tengo requeteestudiada.

M: 1ª Etapa de 36 kilómetros, León-La Pola de Gordón.-Leyó-

R: La ruta comenzará al lado del Parador de León. Me temo muy mucho que esta guía la ha escrito un sádico medieval experto en torturas.

M: ¿Cómo?

R: Que las indicaciones son poco precisas, las inexactitudes pavorosas, los mapas de concurso de pintura abstracta de chimpancés. Y como no somos masoquistas, no…quedan, …más opciones que, …eh…

M: Querido Ray…No sé cómo cristalizar tus vagos pensamientos en una conclusión sin herir demasiado tu sensibilidad.

R: Lo admito: ¡nos la han metido doblada! No me hagas sentir más imbécil de lo que ya me siento por no caer: la guía es una put* mi*rda.

M: ¿No sospechaste al ver en la portada “Casa de Enemigos del Camino de Santiago de Tragacete”?

R: Estúpido. Te he dicho que…

M: Lo siento. Ya he emitido el siguiente tuit, genio. ¿Recuerdas el caballo de Troya lleno de soldados enemigos?

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - FraisierCaballodeTroya

R: Cretino.

Fuimos al baño. Cuando finalmente pudimos despegarnos del lavabo viscoso, vimos una llamada perdida en el móvil: la noche anterior unos amigos nos habían dado un toque para ver cómo íbamos.

M: Me siento a más años-luz de la civilización que los bichos azules de Avatar. Es decir, solo.

R: Sí, pero tenemos una misión, te lo recuerdo.

M: ¿Y?

R: Que hubiera sido un error hacer el Camino acompañados.

M: Obviamente cada uno tendrá su propia…misión y el Camino cada uno se lo hace como le da la real gana.

R: Cierto, y seguro que se disfruta mucho en cualquier caso. Pero…

Hicimos varias búsquedas Google. Los mejores expertos del mundo en cría de nutria japonesa y lucha grecorromana nos lo confirmaron:

R: El Camino, si quieres crecer, si lo que quieres es conocerte a ti mismo es mejor afrontarlo… completamente solo.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Lucha Grecorromana

Tras el contundente siestoncio del mediodía todavía no nos había vuelto a entrar sueño. Decidimos ver un poco la TV, el mejor somnífero de todos los tiempos.

R: Cinco minutos bastarán.

M: Dale a la Telefunken de hace 60 años de nuestra suite imperial.

En la caja tonta descubrimos algunas cosas: Deshuesar un pollo en TV es incompatible con el cargo de primer ministro… en Bangkok. Zapeamos con el dedo gordo del pie. Una mujer propuso la verdadera solución del problema del tabaquismo, no con metástasis horribles sino con fotos de políticos en las cajas. Luego vimos que unos pescadores rusos habían capturado un extraterrestre y luego se lo habían comido.

M: Espero que al menos lo hayan cocinado a la vizcaína, acompañándolo luego de patatas panaderas.

Por último, casualmente un documental de nutrias. Nos acordamos lo que decían los expertos en su cría: Al Camino…mejor solos.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - CONSEJO PEREGRINO3

Apagamos bruscos el aparato demoniaco antes de cortarnos las venas en oblicuo. El resto de la noche fue toledana. Sentimos a los mafiosos del Este trastear arrastrando los muertos por el pasillo.

R: Quizás tengan que hacer un poco de tetris para que encajen…

M: …desapareciendo los cadáveres cada vez que formen una fila.

Fue la última gilipollez del día porque, de repente, viajamos en el tiempo hasta las 6:01 de la mañana: ¡sonaba la alarma!

M: ¡Al ataquerrrlll!

Nos pusimos gayumbos+shorts+calcetines gruesos+lentillas finas +camiseta-talismán de Queen+super-botas del Himalaya. Finalmente, nos montamos en la enorme mochila-solución habitacional. La aventura ahora comenzaba de verdad. Nos dimos cuenta en cuanto abandonamos el hostal de media estrella…

R: Hemos dejado atrás a los descuartizadores compulsivos que allí trapichean. Los muy tontos nos han dejado escapar.

M: Tanta corrupción les atrofia el cerebro.

Inmersos ya en el relente mañanero y reubicados enfrente del Parador y ¡vimos nuestra primera viera!

M: ¡¡Qué ilusión!!

Desde el primer momento empezamos a darle caña: nos sentíamos fuertes y preparados para todo (ja ja)

R: Sí, modo “Don’t stop me now!”, ¿no?

M: Pues a Freddie Mercury le ingresaron con 100 cc. de semen en el estómago. Terminaron hablando de varios metros cúbicos y piscinas.

R: Ya sabes qué mala es la gente. ¿Leyendas urbanas? ¿Tendría sed y no habría Bailey’s o Barceló Cream a mano? ¿Y a santo de qué viene…?

M: Por la canción de Queen que no se nos va de la cabeza.

R: En principio espero que no nos suceda nada similar a lo del amigo Freddie durante nuestra epopeya.

M: Donde esté el almax, que además te quita el ardor del Albariño…

Un señor despistado nos hizo un foto en plan Geyper-Man. Para los que nacieron más acá de 1.980 era un muñeco de plástico duro de lo más inexpresivo que siempre iba como un pincel.

R: Ahora dirás que nos tendríamos que haber traído los accesorios.

M: No, mira el tuit, bobo.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Geyperman

R: Mon, ¿no vas a avanzar que, horas después de esa foto perderíamos la dignidad, que terminaríamos la jornada arrastrándonos como perros e implorando agua, ayuda y cariño a la gente?

M: ¡Cállate! Sigo la narración peregrina:

R: ¡Eh, mira!?gritó Ray tras doblar una esquina? Creo que esos son nuestros primeros peregrinos on-line.

M: Ummh: No parecen de atrezo, ni soltados por el ayuntamiento. Evolucionan sobre el tatami de la vida de forma creíble.

R: Sí, hablan entre ellos y se desplazan linealmente portando sus mochilas. Parecen auténticos.

M: Pues me jode que alguien haya madrugado más que nosotros.

Tuvimos la estúpida idea que irlos adelantando. En principio parecía lógico: veíamos conchas y peregrinos y los rebasábamos…

M:  ¡…Como si esto fuera un jueguecito de la Playstation!

Le dimos MUCHA caña. Al rato se nos encendió una lucecita: Ray comenzó a blasfemar en lenguas muertas, pero ahora con subtítulos. Estábamos a unos 11 kilómetros de León. Recordamos, primero…

R: … a Michael Douglas en la peli Un día de furia.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - DiadeFuria_Douglas

Mon protestó por quedarnos cortos:

M: ¿Michael Douglas en Un día de furia? Flojito: esto es mucho peor que en un burger te den una ídem aplastada o que no sea tu día. No.

Tras el toque de atención de nuestra mitad emocional nos centramos en Al Pacino, en una escena muy violenta del final de El precio del poder; se ajustaba un poco más a lo que sentíamos:

M: Una pulsión irrefrenable de armar allí la de Cristo… ¿pero contra quién? ¿Contra Freddie por cantar “Love of my life” sin camiseta?

R: Espera, no sigamos andando. Creo que mis sospechas son las únicas que están bien encaminadas en toda esta historia. No es posible que sigamos adelantando gente. No cuadra. Tenemos el sol a la espalda.

M: Me temo que hemos metido la pata hasta el corvejón.

Lo confirmamos: la gran cagada se había consumado. En nuestra defensa sólo podemos esgrimir que ninguno de los dos lo sabíamos.

R: La clave es que la vertiente francesa también pasa por esta ciudad. Cruza perpendicularmente con el comienzo del Primitivo original.

M: O sea que…

R: Que caminábamos hacia al oeste…¡y no hacia el norte! Íbamos por el Camino Francés.

M: Cojones. Al Pacino la arma pero bien, ¿verdad?

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - AlPacino_PreciodelPoder

R: Los taxistas londinenses tienen una región cerebral más grande de lo normal, el hipocampo, responsable de la orientación. Pero nosotros…

M: Esa parte de nuestro coco debe ser más insignificante que la legaña de un piojo. Mierda. ¡MIERDA!

R: Además, no podemos “hacer trasquilón” para acortar pues un océano de (¿hipo?)campos vallados nos lo impide.

M: O sea que tenemos que regresar humillados por nuestros pasos a León y volver a comenzar. ¡Maldita sea!

R: Resetear la aventura: Ctrol+Alt+Supr.

Entre sollozos y el rostro desencajado Mon tardó en contestar:

M: Perdona, es que la noche abisal me confunde… Ando con un batiscafo de James Cameron cayendo lo más bajo posible…

R: Eso es la Fosa de las Marianas del Pacífico, a 11.034 metros de profundidad. Supongo que hablas de la autoestima.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - AlPacino_Autoestima Abisal

M: Sí, genio: siento que nuestro hámster tiene el coeficiente intelectual de Stephen Hawking… comparado con nosotros.

R: A nuestro lado es capaz de resolver con un hemisferio cerebral atado a la espalda problemas cosmológicos de los chungos.  A los 36 kilómetros de la jornada añadamos 22 que ya hemos hecho en balde.

Entonces, lejos de sulfurarnos, sulfatarnos, galvanizarnos o escabecharnos extrajimos de la nada nuestro espíritu…

M: Ommmmh. Inspira conmigo en cuatro y expira en ocho.

R: Lo único que cabe aquí es flagelamos con dos autohostias bien dadas

Luego ingerimos una pastilla imaginaria que nos hizo tomar finalmente lo sucedido con deportividad.

Aventuras Peregrinas - Raymond Gali - Melarinflanflinfla

M. Para no reperdernos tendremos que preguntar a algún lugareño, si vamos bien en nuestro camino inverso…

R: Y si hay forma de atajar.

Divisamos en la lejanía a un agricultor anchote, enfundado en un chubasquero amarillo. A medida que nos íbamos acercando vimos que tenía una boca como el monstruo de las galletas. Cuando llegamos a su posición forcejeaba con una señora que quería echarle un sobre certificado para Ponferrada. Tras zafarse nos quitaría de la cabeza cualquier posibilidad de atajo. ?Hasta León todavía te queda un trecho de cojones?y repitió (¿o fue el eco de los valles?) ?pero de cojones, ¿eh?

Volvimos con las orejas gachas a la city, cruzándonos con miles de peregrinos que se preguntarían… “¿Por qué vuelve este zumbado? ¿Estará firmando best sellers alguna folclórica en el Corte Inglés?”

R: Son ahora las 9:30 de la mañana y, como Bill Murray en Atrapado en el Tiempo, se vuelve a repetir nuestra historia.

M: Tenemos que salir de ese bucle espacio temporal: que angustia, que claustrofobia. Puto Día de la Marmota.

Miramos entonces al marcador:

CAMINO DE SANTIAGO 1- RAY/MON 0.

Ese día nos colarían uno por la escuadra y otro bajo las piernas.

R: ¿Pero qué dices?, si lo nuestro no es er furbo ¿Qué metáfora es esa?

M: Entonces te endoso una cita John Lennon y me quedo tan pancho:

M: “La vida es lo que sucede mientras haces otros planes”. Ale.

Antes de que se escondiera el sol una anciana ciega nos salvaría en un pueblo fantasma, el 112 entraría en alerta porque un hombre con orejas se encontraría perdidísimo (¿o perdería encontradísimo?)…

M: ¡Uy…si eso ya es del siguiente capítulo!

Obviamente nada de lo sucedido estaba previsto en nuestros planes, ni en los de John Lennon.

M: Hasta donde sabemos, nunca se hizo el Camino de Santiago; ni solo ni abrazado a Yoko Ono.

R: Eso significa que podía perfectamente tener previsto hacerlo.

M: Ilógica descartesiana.

¿Empezaría ahora la aventura de verdad de la buena?

Oct 072010
 
HOY ME APETECE HACER ALGO ANALÓGICO: ¿ESTO ES MATRIX O LA DILIGENCIA?’
“Odio la realidad, pero es en el único sitio
donde se puede comer un buen filete”.
Woody Allen
 
MatrixJamonSerrano_RaymondGali
 

HOY ME APETECE hacer algo analógico”…me comentó un día un amigo. Analógico del griego y del castizo “desdigitalizado” que rima con desfasado, pero también con descastado.

LOURDES LLEGA a la reunión muy preocupada: ¿Vivimos en un universo digital o analógico?, me perpetra nada más conocerla. “No sé, chica, creo que ni pa’ti ni pa’mí: ¿cuántico? Ni caso, que estoy aquí de prestado. Todavía no he hecho el test, pero seguro que doy coeficiente intelectual de ácaro pequeño o protozoo espabilado. Yo, si te soy sincero, venía pensando si le he dado de comer a la burra o no, que es otra dicotomía de mucho más calado”

BEATRIZ, ME presta su cámara ¡de carrete! y me pide que robe el alma a todo el grupo. La cojo con dos dedos, como su fuera la mortaja de un leproso: “Qué asco, es analógica”. A Eva le mando un mensajito totalmente aséptico-nada comprometido-y me responde con una pregunta: “Con qué lavas tus SMSs? Con Perlán, claro. Antonio-adalid del chip-en una cena nos confiesa en un susurro, avergonzado, que su temporizador para la lavadora es analógico,  ssssh: Jesús le tapa los oídos a Isabel, su mujer, y pregunta: “¿Cómo has dicho que es el temporizador?

LA GENTE está inquieta. A unos les estresa la posibilidad que un día los bytes venzan a la materia. Otros ya se han rendido, como Hiro-Hito en la II Barbarie Global, capitulando de forma humillante ante la nueva realidad pintada con unos y ceros; Desayunan bytes y los trocean en bits para sus babosines, para que no se atraganten. Los niños estudian los prefijos: kilo, mega, giga, tera y peta antes que las preposiciones y adverbios y, claro, todo el invento tera, digo peta. Tus correos electrónicos son una inmortal prolongación de ti, y ya vienes predispuesto genéticamente a escribirlos (y a cabrearte con el spam) en el neo-cromosoma 24. Por ende, si no tienes e-mail eres un jodido Homo heidelbergensis, hereditariamente hablando.

-Neandertal, no mereces codearte con los homo-internetus. Vete a cazar o algo.

UN TERCER segmento social anda con su alma dividida poniendo una carta a Dios y un e-mail al diablo-GATES666. Y luego está Lourdes que se viene preguntando en el metro si esto es Matrix o La Diligencia, o lo que representa un buen jamón serrano, qué narices. ¿En qué peli vivimos? Pues Ns/Nc porque en ambos casos andamos a tiros. Quiero pensar que todo esto es el sueño de un dios, una especie de Gran Hermano Universal en el que unas entidades superiores se parten de risa ante la endeble condición humana.

EN ESE cosmogónico caso ya se encargarán esas entidades superiores de pasarnos de analógico a digital, como una cinta VHS a un DVD, más que nada porque-hay que reconocer-da mucho más juego. Hay días que soy una cinta VHS que chirría y a la que hay que darle al “tracking” para que se vea bien. Al menos no soy Betamax. Otros días me siento impolutamente digital. Según. La cosa tiene “cookies”. Bien, y aquí acaban las metáforas magnetoscópicas patrocinadas por soportes “3 ½” y no, como dice BF, no te puedo grabar “el internet” en un disquete. Para ello necesitas dos.

UNA MAÑANA, duda existencial, ante el Cola-cao:

-Mamá, confiesa: ¿me pariste o me descargaste de internet?

-Fue duro, no creas: por entonces el ancho de banda no era el de hoy en día. Lo hicimos con el decimonónico Napster, junto a una canción de Julio Iglesias en inglés.

-Gracias por tu sinceridad aunque, ¡joder!, ni siquiera con el eEmule. Espero que me pasaras el anti-virus antes de lanzarme al mundo, por las pandemias y tal.

MORALEJA: HABLANDO con este chico que ahora empieza, un tal Platón, nos preguntábamos si toda esa tecnología nos hace más felices. Él comentaba a través de sus escritos (no literalmente) : ¿Se cumple la ecuación: Más Comodidad+Más Divertimento= Más felicidad?

-Nu zé, es que estaba pensando en dar de comer a la burra… o no. 1 ó 0.

© Raymond  Gali, Noviembre de 2.005.
.
Safe Creative #1103160018607
.

MÁS EN  Raymond Gali en FacebookPINCHANDO AQUÍ

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.